Lne.es »

El Tribunal Supremo rechaza la petición de indemnización por la sustracción de un bebé en 1977

La petición de los padres se basaba en que al no constar el fallecimiento de la niña, se debía presumir su sustracción por parte del personal sanitario

31.03.2016 | 18:44

El Tribunal Supremo (TS) ha inadmitido el recurso de unos padres que en 2011 reclamaron por la vía administrativa una indemnización al Principado de Asturias por la supuesta sustracción ilegal en julio de 1977 de su hija recién nacida para ser dada en adopción.

La Consejería de Sanidad del Principado había desestimado en diciembre de 2011 la petición de indemnización de 99.775 euros para cada uno de los padres al entender que los plazos legales para ello habían prescrito.

La petición de los padres se basaba en que la niña nació viva y sin complicaciones, al no constar su fallecimiento, y que se debía presumir su sustracción por personal sanitario del centro donde nació para darla en adopción.

Por su parte, la administración autonómica justificó su rechazo al considerar que la acción de los padres por la vía administrativa estaba prescrita, al haber transcurrido con creces el plazo de un año desde 1977.

El Tribunal Superior de Justicia de Asturias (TSJA), ante el que recurrieron los padres, confirmó la resolución de la Consejería en una sentencia dictada en abril de 2014 que fue objeto de un nuevo recurso de casación ante el Supremo, que ha sido nuevamente rechazado.

En su recurso de casación para la unificación de doctrina, la representación legal de los padres alegaba que la decisión del alto tribunal asturiano era contradictoria con tres sentencias del Supremo, referidas a contagios de hepatitis C y VIH y la indebida asistencia sanitaria a un menor.

Dichas sentencias señalaban que la fecha inicial del plazo de prescripción era el momento de la concreción definitiva del alcance de las secuelas.

No obstante, el TS inadmite el recurso por no concurrir las identidades requeridas (de sujetos, fundamentos y pretensiones) entre la sentencia impugnada y las tres alegadas como de contraste.

El Supremo entiende que las sentencias aportadas como contradictorias con la doctrina que se establece en la impugnada, aunque referidas a la prescripción, no presentan conexión alguna (ni subjetiva, ni objetiva, ni jurídica) con los hechos y fundamentos aducidos por los recurrentes en el presente proceso.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído
Enlaces recomendados: Premios Cine