Sanabria promociona su llingua asturiana

Varios comercios y bares de la comarca zamorana rotulan sus negocios en "sanabrés", variante dialectal del asturleonés

11.04.2016 | 03:49
Una persona muestra el cartel de cerrado del establecimiento.

Los primeros 25 establecimientos de la comarca zamorana de Sanabria lucen desde hace unos días la cartelería y rotulación "na llengua de casa", el sanabrés, una variante dialectal del asturleonés. Es una iniciativa, voluntaria y gratuita, que ha sido bien acogida por los comercios y por el público en general para apoyar la presencia del dialecto local. La campaña ha sido promovida por el colectivo El Huerto del Pozo y la "Rede pal estudio y defensa de la llingua asturllionesa", El Teixu. En las próximas semanas la campaña se extenderá a las localidades de Carballeda y Aliste.

La asociación El Teixu "es una asociación trasterritorial que integra a asturianos, leoneses, zamoranos y mirandeses", señala el lingüista asturiano, Fernando Álvarez Valbuena. El experto realiza paralelamente un trabajo de campo de entrevistas con los residentes, además de recoger información para elaborar un mapa de toda la provincia con los nombres de los pueblos, ríos, regatos, parajes y picos más importantes, desde tierra de Toro a Porto. En muchos lugares "se mantiene todavía el nombre sanabrés".

La conservación de las denominaciones geográficas "estaba en relación directa con el tipo de ocupación, señala el experto. "Cuando se trabajaba la tierra y el monte, y no había nada que se desaprovechara, cada punto tenía un nombre. A medida que esa actividad se va perdiendo va desapareciendo la necesidad de nombrar todos los parajes", afirma Álvarez. "Un paisano me comentó que era el GPS de entonces".

El geógrafo sanabrés Daniel Boyano detalla la precisión de los pobladores a la hora de nombrar lugares. "En Robledo, en una hectárea, se recogen tres topónimos distintos". Había topónimos de zona y luego más concretos para señalar una finca. Los pueblos con mayor presencia de la lengua se concentran en la frontera hispanolusa con Robledo, Santa Cruz y Rihonor, puntos como San Ciprián de Sanabria y San Martín de Castañeda, donde se ha colocado la nueva rotulación.

Iván Cuevas subraya que ya se ha realizado esta campaña en los territorios de El Bierzo, Laciana, Palacios, Páramos del Sil, Cabrera y Maragatos, donde hay una mayor presencia lingüística del asturleonés.

Desde Asturias a Miranda do Douro, se emplea "texu" o "teixu" para llamar a uno de los árboles más populares, con reminiscencias sagradas. Esto refleja la unidad lingüística de todo este área, de ahí su elección para dar nombre a la asociación promotora de esta iniciativa. El Remate se convirtió en el primer establecimiento en colocar el lote de carteles, uno reversible de "pecháu y abiertu", otros con "emburriare" y "tirare" y la cartelería de los baños de "homes" y "mulleres".

En el bar se entabla una conversación con los clientes sobre el recuerdo de las palabras. Una de las responsables del establecimiento, natural de Valladolid, recordaba algunas expresiones que había oído de sus abuelos, como "escarrapitarse". Otra de las supervisoras del negocio rescata la palabra "custribanzos", que definía todos los huesos que se echaban en el puchero para hacer un caldo. Y en un día desapacible aparece la nieve "burraqueira" que se colaba por todos los agujeros. Uno de los problemas es que las lenguas minoritarias se van quedando en el ámbito doméstico: "A llengua ciérrase en casa" dice la campaña. Esta vez la lengua asoma en los establecimientos públicos de la comarca zamorana de Sanabria hasta el punto de que los clientes ven con buenos ojos el pequeño pero significativo cambio.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine