Los dos candidatos eliminados descartan realizar consignas y dan libertad de voto

Sánchez Lazo lamenta que "tuvimos mucho apoyo, pero mal distribuido" y Costa rechaza "hablar de fracaso"

22.04.2016 | 08:41
Los dos candidatos eliminados descartan realizar consignas y dan libertad de voto

Las cábalas que los integrantes de los cuatro equipos candidatos se hacían ayer, ya caída la noche, en las estancias universitarias no alcanzaban, al menos en apariencia, a los principales protagonistas de la carrera hacia el Rectorado. Todo hace indicar que no habrá consignas de los dos rectorables eliminados. Los finalistas saben donde tienen sus principales caladeros, allí donde sus resultados son mejorables. En el caso de Granda, en el de los profesores doctores. En el caso de Muñiz, en el de los estudiantes.

El voto ponderado se volvió anoche decisivo, como ocurre siempre. Sánchez Lazo, con 1.844 votos (es decir, tan solo 263 votos menos que el candidato más votado), se quedó a más de ocho puntos porcentuales en ese voto ponderado que dejó a Muñiz en el 34%, muy lejos del 50,00001% de apoyos que se requería ayer para sustituir a Vicente Gotor en primera vuelta.

Sánchez Lazo explicaba a los periodistas que "hemos tenido un magnífico resultado, pero somos como Izquierda Unida: muchos votos pero no adecuadamente distribuidos". Justo en el momento en que la diputada regional de esta formación Concha Masa, profesora en la Facultad de Ciencias, se acercaba a él para darle un abrazo de amiga. Ella entendió bien el símil propuesto. Pedro Sánchez Lazo proclamó con orgullo que "soy el candidato de los estudiantes".

Vaivenes de resultados

Agustín Costa llegó el último y se marchó el primero. No perdió la sonrisa pero los escasos resultados conseguidos hicieron daño. Aun así se marchó satisfecho: "No considero haber fracasado, para nada".

Los vaivenes de la evolución de resultados fueron de montaña rusa. Con el 60% de los votos escrutados Pedro Sánchez Lazo mantenía el primer puesto en apoyos absolutos. Quedaban por abrir buena parte de los sobres de los profesores doctores, los mismos que hace ocho y cuatro años contribuyeron a darle el triunfo holgado a Vicente Gotor.

El rector se puso firme a eso de las nueve y cuarto de la noche para cumplir con el protocolo y saludar el primero a cada uno de los cuatro candidatos. Por la mañana Gotor votó en el edificio Santiago Gascón, en el campus de El Cristo. Desde el primer minuto de campaña no tuvo inconveniente en proclamar que no tenía dudas sobre el destinatario de su apoyo. Así, sin nombres, como manda la corrección y el protocolo.
Entre los estudiantes de la Universidad de Oviedo, Santiago García Granda logró los mayores apoyos en Químicas, Económicas, Biología y de forma muy clara en la Politécnica de Gijón. Pedro Sánchez Lazo, por su parte, arrasó en Medicina y ganó en Derecho, Filosofía e Informática, entre otros centros. José Muñiz ganó en casa por goleada, en la Facultad de Psicología y en Turismo, Enfermería y Minas

La Junta Electoral reduce a dos días la campaña de los finalistas

La Universidad de Oviedo continúa en campaña. El resultado de las elecciones de ayer vuelve a situar a la institución académica en un escenario en el que, como mandan los cánones, será necesario poner en marcha toda la maquinaria de los dos aspirantes en liza ahora, el catedrático de Química Analítica, Santiago García Granda y el catedrático de Psicometría, José Muñiz, para ganarse el favor de la comunidad académica. La Junta Electoral Central dará a conocer hoy mismo el calendario aunque su presidente y decano de la Facultad de Derecho, José María Roca, ya adelantaba anoche que será necesario superar una nueva campaña -de dos días, más breve que la primera que arrancó el 4 de abril y se prolongó hasta el pasado martes- con su jornada de reflexión. La cita con las urnas se mantiene el jueves 28. Será entonces cuando Vicente Gotor podrá felicitar al vencedor de una pugna que se parece mucho a la que él mismo vivió en 2008 cuando pasó al segundo asalto batiéndose con Paz Andrés, tras superar a los otros dos candidatos en liza, el fallecido Antonio Cueto y Santos González. Cuatro años después, en 2012, solo Gotor y Andrés fueron candidatos.

El escenario actual también se parece mucho al de hace ocho años en la Universidad de Oviedo. A los dos aspirantes que superaron la primera votación les separó también un puñado de votos. Comparten también la hegemonía de uno de ellos en un campus decisivo para hacerse con el bastón de mando, Gijón. Si en 2008 era Paz Andrés quien dominaba en este distrito universitario, ayer el que marcó distancias entre los dos finalistas fue Santiago García Granda, que superó ampliamente a Muñiz en uno de los centros de mayor envergadura de la institución académica, la Escuela Politécnica de Ingeniería. En el que se esperaba que iba a ser el primer y último combate en las urnas -como declaró Muñiz en las primeras horas del día- tuvo también cierto protagonismo el rector saliente, Vicente Gotor. Acudió a votar pocos minutos después de García Granda, Costa y Sánchez Lazo, en el campus de El Cristo. Y no faltó tampoco al seguimiento del escrutinio final en el edificio histórico, donde se pudo ver también a exrectores como Juan Vázquez.

Cada uno con sus apoyos, y con la satisfacción de haber superado la primera prueba, Muñiz y García Granda se enfrentan a una semana decisiva.

Por parte de la Junta Electoral no se registraron más que dos incidencias. La más significativa la referida a la tabla de contraste de las propuestas estudiantiles con los programas de los candidatos se resolvió favorablemente para el alumnado.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine