Varios funcionarios acusados dicen que compraban las tarjetas de El Corte Inglés a un comercial de APSA ya fallecido

"Nunca he recibido ni dinero, ni regalos. Mi relación con Almacenes Pumarín únicamente era conocer al vendedor", ha asegurado el funcionario de la Universidad José Manuel Blanco

27.04.2016 | 13:19
Varios funcionarios acusados dicen que compraban las tarjetas de El Corte Inglés a un comercial de APSA ya fallecido

Varios de los funcionarios acusados en el caso Marea por supuestamente recibir regalos y sobornos de la empresa Almacenes Pumarín, APSA e Igrafo, han explicado este miércoles en su declaración ante el Tribunal que compraban las tarjetas de El Corte Inglés a un comercial ya fallecido de la empresa, Miguel Cuesta.

Han indicado que les vendía las tarjetas que el recibía como pago de APSA por comisiones a un precio menor de su valor porque "tenían amistad personal con él y necesitaba dinero en efectivo". En este sentido tres acusados han aludido al problema que el fallecido tenía con el alcohol, lo que le llevaba a "vender las tarjetas por la falta urgente de dinero".

El primero en dar esta explicación ha sido el funcionario del Ayuntamiento de Mieres, Francisco Javier Juárez González que ha negado cualquier relación con la trama del denominado Caso Marea y ha indicado que el nunca realizó compras para el Ayuntamiento. Ha manifestado que a la única persona de los procesados que conocía era a Alfonso Sánchez, de Almacenes Pumarín (APSA) a través de la prensa por haber recibido un premio.

Así ha explicado que tenía una relación de amistad con Miguel Cuesta, comercial de Almacenes Pumarín ya fallecido, al que le compró tarjetas de El Corte Ingles.

El procesado ha negado por activa y por pasiva haber favorecido la compra a alguno de los empresarios procesados porque no tenía capacidad alguna para poder hacerlo. Así mismo ha indicado, a preguntas de su abogado, que "nunca recibió transferencia alguna de ninguna empresa ni tampoco importes en metálico".

Juárez se enfrenta a dos años de prisión por recibir supuestamente regalos y sobornos tanto de Igrafo como de Almacenes Pumarín. Esta acusado por parte de la acusación popular ejercida por AVALL y Podemos, pero no por parte de la Fiscalía.

El acusado ha insistido en que nunca estuvo en una mesa de contratación del Ayuntamiento, ya que él simplemente estaba para tramitar expedientes menores de 300 euros. "mi mayor puesto fue Cabo de la Policía Local", ha indicado Juárez, que ha asegurado que "nunca ha existido ni existió el puesto de jefe de compras del Ayuntamiento de Mieres".

Ha explicado que era "íntimo amigo" de Miguel Cuesta, con el que comía semanalmente y con el que trataba semanalmente, pero ha asegurado que pagó siempre todas las obras que hizo y todo lo que compraba. También ha asegurado que nunca trató con Alfonso Sánchez y no supo responder si su amigo fallecido daba cuenta de todos los movimientos al gerente de Almacenes Pumarín.

Ha manifestado que su amigo, que tenía graves problemas económicos derivados de su adicción a la bebida, le contó que la empresa le pagaba a veces con tarjetas de El Corte Inglés y en alguna ocasión le ofreció venderle esas tarjetas para lograr dinero en líquido. "Creo que recordar que le compré tarjetas por valor de 12.000 euros con las que me ahorré 3.000 porque me hacía descuento", ha dicho el procesado que ha manifestado que con esas tarjetas pagó viajes.

También ha dado explicaciones sobre un viaje al Caribe con su familia que supuestamente le gestionó un empleado de Igrafo con el que tenía amistad, al que llamó Julio Jesús, porque era "amiga íntima de la chica de la agencia de viajes que le hacía precio especial" pero que ha indicado "pagó íntegramente" el importe a esta persona.

"Cogí los 4.000 euros, 2.000 míos y 2.000 de mi madre, y con un amigo fui a Oviedo y le pagué", ha dicho Juárez, que ha manifestado que hay testigos que así lo pueden acreditar.

Así ha destacado que esta es la única persona con la que ha tratado en Igrafo porque tiene "amistad con él de jugar al fútbol sala y de comer cada dos o tres meses juntos". Ha negado que Igrafo le regalase algo y también que le haya comprado a la empresa tarjeta de regalo alguna.

FUNCIONARIOS DEL AYUNTAMIENTO DE OVIEDO

Otro de los procesados, el funcionario del Ayuntamiento de Oviedo, Isaac Ovies García, también ha declarado haber comprado tarjetas de El Corte Inglés al comercial de Almacenes Pumarín ya fallecido, Miguel Cuesta, que se las ofrecía con descuentos, siempre en Navidad y vacaciones de veran.

"No voy a hablar mal del que era mi amigo y ya fallecido, cuando salía la liaba", ha dicho Ovies, que ha manifestado que cuando su amigo salía por las noches "se quedaba sin dinero en efectivo y nos ofrecía tarjetas que le comprábamos para obtener el dinero que gastaba esa misma noche".

Ovies García está acusado, también por la acusación popular, de recibir tarjetas regalo del Corte Ingléz por parte de Almacenes Pumarín. Ha indicado que es responsable del funcionamiento de parte de las instalaciones deportivas municipales -piscinas y pistas de tenis-- y nunca tuvo responsabilidad alguna en las compras del consistorio.

Ha insistido en que es cliente de El Corte Inglés y tiene una facturación mensual en dicho centro, por ello ha explicado que vinculaba con su cuenta el pago con las tarjetas que compraba a Cuesta porque "no había nada ilícito en esos pagos" y tampoco tenía intención de ocultar nada.

Así ha negado cualquier relación con Almacenes Pumarín, aunque ha indicado que en los años 2009 y 2010 recibió una cesta de navidad por parte de esa empresa, al igual que otros más de 300 funcionarios, que le envió su amigo personal, el fallecido Miguel Cuesta, que "le envió la cesta por gentileza".

Otro de los acusados, el compañero del anterior en el Ayuntamiento de Oviedo, José Villa Cantero, también ha declarado no tener responsabilidad alguna en la contratación del consistorio ya que es responsable de polideportivos y campos de fútbol municipales. "Jamás tuve nada que ver en materia de compras y contratación", ha dicho.

Ha explicado, que al igual que Ovies, que no tiene relación alguna con Igrafo o Almacenes Pumarín y únicamente recibió dos cestas de Navidad que le envió el fallecido Miguel Cuesta, del que también era amigo personal.

"Miguel era un tío estupendo, pero era malo para él. Yo con APSA nunca tuve trato, era Miguel quien nos ofrecía tarjetas cuando él necesitaba dinero", ha explicado el procesado, que ha manifestado haber comprado tarjetas por valor total de 2.400 euros. "Las de 300 nos las dejaba en 250 euros y las de 600 euros nos las dejaba a 400", ha explicado Villa, que ha indicado que según se las daba las ingresaba en su cuenta nominal de El Corte Inglés.

JOSÉ MANUEL BLANCO, FUNCIONARIO DE LA UNIVERSIDAD

El profesor de la Escuela de Ingeniería de Gijón José Manuel Blanco, acusado por supuestamente haber recibido regalos de la empresa Almacenes Pumarín, ha negado haber hecho compra alguna a dicha empresa y también ha negado haber recibido cantidad alguna de la misma. "Nunca la he recibido ni dinero, ni otro tipo de regalo. Mi relación con Almacenes Pumarín únicamente era conocer al vendedor", ha asegurado el procesado.

Blanco, que se enfrenta a dos años de prisión al estar acusado por parte de la acusación popular ejercida por AVALL y Podemos pero no por Fiscalía, ha indicado además que nunca firmó recibo alguno por material no recibido. Así mismo ha explicado que siempre ha actuado como mero profesor y únicamente tenía capacidad para realizar compras de material fungible con el visto bueno de su departamento.

El procesado, que únicamente ha respondido a las preguntas de su abogado ha abierto las declaraciones de esta nueva sesión del juicio que se celebra en la Sección Tercera de la Audiencia Provincial. Han abierto el turno de declaraciones los acusados por parte de la acusación popular.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine