Gobierno, patronal y sindicatos pactan la concertación sin "postureos ni farsa"

El presidente del Principado pone el acuerdo con los agentes sociales como ejemplo "cuando la capacidad de consenso es un bien escaso"

05.05.2016 | 04:20
Justo Rodríguez Braga, Javier Fernández, Pedro Luis Fernández y Antonio Pino, ayer, en la firma de la concertación.

La firma del pacto de concertación social celebrada ayer entre el Gobierno regional, la patronal FADE y los sindicatos UGT y CC OO se convirtió en una crítica a los políticos que son incapaces de negociar y pactar, aunque se interpretó como referencia expresa a Podemos, pese a que en ningún momento se nombró a la formación morada. La negociación para alcanzar un nuevo acuerdo se prolongó durante siete meses, en los que hubo largas reuniones, debates y "muchas" discrepancias muchas de las cuales, según los implicados, aún se mantienen, pero en las que todos cedieron.

La nueva concertación, vigente hasta 2019 y bautizada como Acuerdo para la Competitividad Económica y la Sostenibilidad Social (ACSS), recoge políticas y estrategias innovadoras para impulsar la economía asturiana, con una participación activa de los sectores económicos y con medidas de carácter social "para que nadie quede en la cuneta". Pero además, aseguran los firmantes, es ejemplo de que es posible negociar y acordar para avanzar pese a los recortes presupuestarios y la incertidumbre política y económica.

El presidente del Principado, Javier Fernández, indicó que en el actual escenario de incertidumbre, carencia de recursos económicos y pendientes de celebrar nuevas elecciones, "este pacto es un buen ejemplo de lo que se puede llegar a hacer cuando se unen la capacidad y la voluntad real, no fingida, de atender los problemas de la gente, esa gente a la que tanto invoca como se olvida cuando conviene". El jefe del Ejecutivo asturiano fue más allá y afirmó que "cuando la capacidad de pacto es un bien escaso en Asturias y en España, cuando se aplaude más a quien rompe que a quien une, cuando la negociación se sustituye por simulacros y postureos en una frívola farsa, la ciudadanía puede comprobar que en nuestra comunidad continúa habiendo disposición y talento para negociar y acordar en serio".

El compromiso de gasto en el pacto de concertación asciende a 1.742.954 euros durante el periodo de vigencia, con una cuantía fija de 435 millones anuales. De ellos, el 25% será para actividad productiva, el 13,5% para inserción laboral, otro 26% a inversiones y el 35,5% a innovación y sostenibilidad social.

El acuerdo establece cuatro grandes estructuras de trabajo. Uno es el impulso sectorial y mejora de competitividad, donde se da protagonismo a los sectores productivos de la economía regional, su modernización e internacionalización. Otro es la inserción laboral y la mejora de la empleabilidad, con políticas activas de empleo y apoyo a la economía social. Un tercero es el desarrollo sostenible, que aglutina la ordenación del área central metropolitana. Y el cuarto es la innovación y sostenibilidad social, en el que destacan, entre otros, el salario social, la dependencia, la vivienda, la reducción de las listas de espera en Sanidad, la educación de 0 a 3 años, y la FP dual.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine