Tensión en la izquierda alternativa

IU defiende a Llamazares del ataque de Podemos en plena negociación de su pacto

El diputado Vilanova tacha de "telepredicador" al portavoz de IU en la Junta General mientras las direcciones escenifican un acercamiento

07.05.2016 | 05:57
El diputado de Podemos Enrique López habla con Gaspar Llamazares, sentado en su escaño, ayer, en el Pleno de la Junta General.

El hemiciclo de la Junta General se convirtió ayer en altavoz de la batalla dialéctica que mantiene Podemos con Gaspar Llamazares, el dirigente de IU más crítico con una posible alianza electoral para el 26-J. Mientras las direcciones regionales de la coalición y del partido de Pablo Iglesias escenificaban en los pasillos del parlamento asturiano un acercamiento, con oferta incluida de diálogo, el diputado morado Andrés Fernández Vilanova sostenía su ataque, lejos de plegar velas, contra el portavoz de la coalición, al que tachó de "telepredicador". La refriega alcanzó tales cotas que el coordinador general de IU, Manuel González Orviz, acabó viéndose obligado a salir en defensa de su portavoz parlamentario. Y todo en plena negociación de una confluencia que cuenta con las bendiciones de Pablo Iglesias y Alberto Garzón.

Fernández Vilanova desató las hostilidades contra Llamazares el mismo jueves que se conocían los resultados de la consulta interna de IU sobre la coalición electoral con Podemos. Mientras la dirección regional de su partido mostraba cautela, el pediatra acusó a Llamazares de actuar junto al PSOE de "escudo de las farmacéuticas" por vetar su comparecencia en la comisión parlamentaria de la listas de espera en la sanidad pública asturiana. El portavoz de la coalición aprovechó para darle réplica en un debate sobre la Atención Primaria del pleno de ayer. "Sería bueno que no se dedicaran a hacer calumnias (...) y si tienen constancia de algo vayan a la justicia y no hagan tantas insidias", respondió Llamazares tras reprochar al diputado podemista su alusión a que "había médicos corruptos". El intercambio dialéctico estaba servido. "Lamento sus palabres y sus fechos (...) A usted también le pillamos mintiendo", replicó Vilanova desde el hemiciclo, donde acusó a Llamazares de no saber siquiera las cifras de la Atención Primaria cuando se discutió el Presupuesto. "Eso sí que ye postureo", dijo el parlamentario morado. "No es más que un mal predicador, en su caso un mal telepredicador", sentenció el cabeza de lista de Podemos en la circunscripción occidental. Las caras en la bancada de la coalición reflejaban una evidente decepción, desde Llamazares a Concha Masa pasando por Marta Pulgar, que no pudo evitar algún reproche a Vilanova fuera de micrófono. Y eso que Ovidio Zapico había tratado de mantener los equilibrios, marcando distancias con las reticencias de Llamazares a la coalición electoral a la vez que recalcaba la "validez y vigor" del acuerdo de investidura con IU y Daniel Ripa había anunciado una oferta a la dirección regional de la coalición para "desalojar a Rajoy de la Moncloa y cambiar las políticas que lastran Asturias" ofreciendo la apertura "sin premisas" de las listas para el 26-J.

El tono de Vilanova acabó provocando que Orviz saliera en defensa de su portavoz, criticase la falta de "mesura y rigor" del pediatra y lanzase un aviso directo: "es lamentable que gente de Podemos Asturias se sitúe en la minoría que pretende dinamitar la confluencia en España y las políticas de progreso en Asturias". Orviz acabó diciendo que "al señor Fernández de Podemos le quedan todavía muchas horas de vuelo para cuestionar el trabajo irreprochable Llamazares".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine