El rector exige una solución al retraso de las becas "Severo Ochoa" y "Clarín"

El consejero de Educación admite "una limitación muy sustancial" en las ayudas para estancias breves en el extranjero - La Universidad incorporará la figura de los gestores de proyecto para que los investigadores opten a fondos europeos

24.05.2016 | 08:26
El rector exige una solución al retraso de las becas "Severo Ochoa" y "Clarín"
El rector exige una solución al retraso de las becas "Severo Ochoa" y "Clarín"
primera foto oficial del equipo. De izquierda a derecha, Lorenzo Almanza, la directora general Cristina Valdés, Xicu Xabiel García, Marta Hernando, Francisco José Borge, el rector Santiago García Granda, el exrector Juan López Arranz, la nueva secretaria general Eva Cordero, Elisa Miguélez, Eugenia Suárez Serrano, Juan José del Coz y José Ramón Obeso.

La Universidad de Oviedo reivindica la continuidad en la formación de sus recursos humanos. El nuevo rector, Santiago García Granda, realizó ayer una llamada de atención acerca de la gestión de las becas predoctorales "Severo Ochoa" y las ayudas posdoctorales "Clarín". Fue durante el acto de toma de posesión de los nuevo vicerrectores. Aunque sin citarlo, el foco de sus reivindicaciones estaba en el Gobierno regional. "Es una prioridad en este momento para la Universidad de Oviedo la puesta en marcha de las convocatorias 'Severo Ochoa' y 'Clarín' ", subrayó García Granda con el objetivo puesto en que a través de estas ayudas se facilite la actividad de los investigadores y sus respectivos grupos de investigación.

Finalizado el acto, el rector abundó sobre el mismo asunto del que ha venido dando cuenta a lo largo de las últimas semanas LA NUEVA ESPAÑA. Así, especificó que el criterio del nuevo equipo rectoral es el de, al menos, "mantener los niveles de inversión en recursos humanos que hace el Principado en la Universidad de Oviedo y en otros organismos públicos de investigación". Al mismo tiempo, Granda coincidió en señalar, como han venido advirtiendo algunos de los afectados, que "ha habido un retraso" en las convocatorias "y queremos que eso se solucione pronto". Por este motivo el rector confía en que los nuevos llamamientos se realicen "con la máxima celeridad posible" y, aunque el problema se encuentra "en vías de solución", Granda pidió que se atienda también a las necesidades de la institución académica en materia de relevo generacional de docentes e investigadores.

Sobre el asunto de las ayudas predoctorales y posdoctorales, el consejero de Educación, Genaro Alonso, salió al paso para enfatizar la misma idea que el fin de semana había trasladado la directora general de Universidades: "No hay ninguna voluntad de reducirlas", remarcó. Y detalló que las becas "Clarín" serán las 32 de ejercicios anteriores -para estancias fuera de España y para la reincorporación de personal doctor-, "el mismo número que habrá en 2016".

En las ayudas predoctorales "Severo Ochoa", el Consejero lamentó no haber podido llegar a tiempo a la convocatoria de 2015 y que no se hicieran las nuevas adjudicaciones para 2016, pero advirtió de que este año habrá 10 becas más, hasta alcanzar un total de 55. El Consejero aclaró, no obstante, que "las dos líneas están aseguradas y presupuestadas", con un millón de euros en el caso de las "Clarín" para este ejercicio. Alonso afirmó, asimismo, que no habrá reducción en las cuantías otorgadas, pero sí una "limitación muy sustancial" en las estancias breves en el extranjero de las "Severo Ochoa", que pasan de los 100.000 euros de ejercicios anteriores a algo menos de 8.000 euros.

Cumplida la primera semana desde la toma de posesión, el rector aprovechó su primer acto público para anunciar también la creación de una nueva figura, la de los gestores de proyecto que podrán asesorar a los investigadores de la Universidad para optar a convocatorias europeas. "Lo que tenemos que hacer es apoyar a los investigadores que tienen interés por presentar esos proyectos. Muchos de ellos renuncian a presentarlos y liderarlos por la falta de apoyo administrativo", aseveró García Granda habida cuenta de que la Universidad fue la entidad tractora en sólo uno de cada siete proyectos de investigación asturianos que consiguieron fondos comunitarios del programa "Horizonte 2020" en 2014 y 2015.

Otra de las prioridades del nuevo rector para este mandato pasará por la generación de "un clima de confianza" que favorezca la inversión pública y privada en formación y formación continua. "Nuestro objetivo irrenunciable debe ser lograr el liderazgo en transferencia en el sector universitario", aseguró, sin olvidar otras acciones como la "internacionalización en el área de español y en el espacio iberoamericano de conocimiento". Más retos: Santiago García Granda se impone a sí mismo la obligación -extensible a todas las universidades españolas- de "aprender a utilizar los rankings como herramienta de mejora, no como una clasificación entre universidades". Todo ello, unido a la mejora de la oferta de másteres en colaboración con la empresa, la conexión de la Universidad con la enseñanza preuniversitaria y la mejora de la relación con las administraciones públicas a través de "pactos estables y acuerdos amplios" en materia de educación. A su equipo, le instó a "sacrificar cualquier ambición personal al mejor servicio de la Universidad".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine