La Audiencia decidirá si Villa se somete a un nuevo examen neurológico

La defensa dice que, al recurrir a un médico gallego, se "ningunea" a los forenses asturianos

25.05.2016 | 09:55

José Ángel Fernández Villa se resiste a un nuevo examen neurológico con uñas y dientes. El pasado 28 de abril, la magistrada Simonet Quelle Coto, que instruye la querella del SOMA contra el exsindicalista por apropiación, decidió dar la razón al sindicato y aceptar que Villa fuese visto por una eminencia, el neurólogo Alfredo Robles, de la Universidad de Santiago. El 5 de mayo, la abogada de Villa, Ana G. Boto, presentó un recurso de reforma y subsidiario de apelación ante esta decisión. La jueza ha rechazado el de reforma, indicando que sus alegaciones "carecen de justificación jurídica (...) e incluso exceden el ámbito del derecho de defensa". Ahora tendrá que ser la Audiencia la que decida sobre el recurso de apelación.

La defensa arguye que el nuevo examen "lleva al absurdo de que existiendo en el Juzgado un brillante equipo de médicos forenses se vean ninguneados a favor de una pericial privada". Para la juez, este argumento "carece de toda veracidad y fundamentación jurídica", ya que "no existe resolución en la causa ni expresión en la que se menosprecie la profesionalidad de los médicos forenses".

La juez da la razón a la Fiscalía al indicar que existen "elementos que contradicen el estado de salud del investigado", como la declaración del notario que autorizó el poder otorgado por Villa, la declaración del presidente del SOMA, quien habló con él por teléfono o la declaración del doctor Pascual Gómez, por lo que estima pertinente la prueba interesada. Niega además presión alguna de los medios de comunicación, como arguye la defensa, y se acoge al "sagrado deber de aplicar la Ley a todo justiciable", otro argumento utilizado por la letrada de Villa.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine