La Junta debate que sea un grupo de expertos el que dé las pautas sobre los deberes escolares

Ciudadanos plantea poner orden en las tareas que los niños llevan a casa

01.06.2016 | 04:17
La Junta debate que sea un grupo de expertos el que dé las pautas sobre los deberes escolares

La Junta General del Principado decidirá mañana en sesión plenaria si se aprueba una proposición no de ley presentada por el grupo de Ciudadanos para crear una comisión de expertos que establezca criterios de orientación sobre los deberes escolares. Ciudadanos también propone que todos los padres dispongan de un cronograma mensual en el que se especifiquen las tareas escolares en casa, tanto en días lectivos como en periodos no lectivos.

España es uno de los países de la Unión Europea con más carga de deberes escolares en Secundaria Obligatoria: seis horas y media a la semana, tan sólo superadas por las nueve horas a la semana de Italia y las siete horas y media de Irlanda. Junto a España, en muy parecidas estadísticas, se encuentra Polonia, y justo por detrás de España en tiempo de dedicación semanal encontramos a Hungría y Letonia. Llama la atención que las dos grandes referencias en resultados de PISA, Finlandia y Corea del Sur, son los dos países de la OCDE con menos carga de deberes para casa.

En un reciente estudio de la Universidad de Oviedo se concluía que los deberes escolares son positivos, pero dentro de un orden. Para empezar, nunca más de una hora diaria de dedicación; es un asunto más de calidad que de cantidad, y con un papel activo de profesores y familias. Entiéndase ese "papel activo" de los padres y madres: no se trata de que sean ellos los que realicen los deberes.

"Nos parece fundamental racionalizar los deberes porque observamos que hay una enorme disparidad de criterios entre los centros educativos", explicó ayer el portavoz de Ciudadanos en la Junta General, Nicanor García, quien señala la necesidad de arbitrar por parte de la Consejería de Educación algún tipo de ayuda a familias con menos recursos para hacer frente a esas tareas complementarias en el hogar. "Son mecanismos que pueden evitar que se abran brechas entre familias", asegura García.

Motivo de estrés

Éste es uno de los argumentos de quienes no aprueban la obligación de tareas escolares en casa de forma sistemática. Las familias con más recursos culturales o materiales o las que se puedan pagar una academia o un profesor particular para el niño cobran ventaja sobre aquellas que no se lo pueden permitir. "Los deberes provocan estrés y son fuente de tensiones familiares", señala el portavoz de Ciudadanos, para defender la necesidad de regularlos y evitar que se conviertan en meros ejercicios repetitivos. "Hay que formar al profesorado para que sea capaz de buscar tareas creativas, complementarias y entretenidas".

En el segundo ciclo de Primaria (cursos cuarto, quinto y sexto) y durante toda la Secundaria, la mayoría de los centros escolares incluyen los deberes escolares como tarea obligatoria y diaria. Los centros tienen autonomía para diseñar estas tareas.

La comisión de expertos que solicita Ciudadanos estaría compuesta por profesores, representantes de los sindicatos y de las asociaciones de madres y padres y, aunque el texto de la proposición no de ley no lo especifica, se supone que también por personal de la Administración.

Se trataría "de elaborar antes del inicio del próximo curso escolar un documento marco en el que se establezcan los criterios que sirvan de base y orientación para la realización de tareas y deberes fuera del horario escolar" y dentro de las etapas de la educación obligatoria.

Posturas divergentes

Ciudadanos cree que Educación debería pedir a los centros que en ningún caso se supere la dedicación semanal media de los países de la OCDE, que es de cinco horas. En el contexto internacional hay políticas para todos los gustos. Por debajo de las cinco horas semanales de deberes se encuentran países como Alemania, Austria, Dinamarca, Portugal y Suecia, además de otros extracomunitarios como Nueva Zelanda, Brasil, Japón y Turquía. Los Estados Unidos se mueven por encima de las seis horas, muy cerca de España.

El asunto no es fácil, entre otras cosas, porque es muy complicado hablar de horarios base. Cada niño tiene sus ritmos y cada profesor tiene sus pautas.

El punto de partida no es precisamente de consenso. Entre las familias, por ejemplo, la postura de la Ceapa (Confederación Española de Asociaciones de Padres y Madres de Alumnos), claramente en contra de los deberes, no tiene nada que ver con la que tiene Concapa (Confederación Católica Nacional de Padres de Familia y Padres de Alumnos), favorable a ellos siempre que no supongan agobios.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído
Enlaces recomendados: Premios Cine