04 de junio de 2016
04.06.2016

Llamazares fuerza cambios en el decreto de las listas de espera

IU avisa a Javier Fernández de que derivar pacientes a la sanidad privada es motivo de "quiebra" del pacto de investidura

04.06.2016 | 06:04
Llamazares fuerza cambios en el decreto de las listas de espera

Gaspar Llamazares se pone serio con el gobierno de Javier Fernández. El portavoz de IU en la Junta General lanzó ayer su aviso más contundente al Ejecutivo socialista en lo que va de legislatura para tratar de forzar cambios en el decreto de las listas de espera en la sanidad pública y, concretamente, con la derivación de pacientes que no puedan ser atendidos en plazo a la sanidad privada.

El portavoz de IU alteró el guión lógico del debate planteado por la portavoz del PP, Mercedes Fernández, sobre la toma de consideración de una ley para poner plazos máximos a las listas de espera de pruebas diagnósticas e intervenciones quirúrgicas en la sanidad pública. Llamazares aprovechó su turno para criticar el fin privatizador tanto de esa ley como del decreto del Gobierno regional, conocido el pasado miércoles, que establece plazos de 60 días para pruebas diagnósticas y 180 para cirugías. Ese decreto del Principado recoge que, superado ese plazo, el Sespa pagará la atención al paciente en cualquier otro centro sanitario, público o privado. Llamazares no se anduvo por las ramas: esa puerta abierta a las derivaciones al sistema privado "rompe la buena relación con el Gobierno" y "quiebra la confianza del pacto de investidura". Por si no estaba lo suficientemente claro, el portavoz de IU trasladó sus reproches y objeciones del decreto a Javier Fernández en los pasillos de la Junta, entra votación y votación. "El Gobierno ha presentado ese decreto sin negociación alguna, en solitario", se quejaba Llamazares, después de que Mercedes Fernández hubiera celebrado desde el micro del hemiciclo "la bienvenida al despertar del Gobierno" sobre las listas de espera.

El Ejecutivo socialista tomó buena nota del malestar de su único apoyo parlamentario en lo que va de mandato y mostró su talante para limar asperezas con su "disposición al diálogo y a buscar un entendimiento". En el debate también había terciado el diputado podemista Andrés Fernández Vilanova, que criticó por igual a los populares "por buscar huevo para el mercado privado" y a los socialistas, por "su incapacidad de gestionar de forma eficiente y mirar para otro lado". La forista Cristina Coto juzgó de "muy poco creíble" el decreto "con el que el PSOE pretende desactivar la proposición de ley del PP", que no salió adelante: los 14 catorce votos que sumaron populares y foristas fueron insuficientes frente a los 28 de los tres partidos de la izquierda, el PSOE, Podemos e IU, mientras que Ciudadanos optó por la abstención. Ahora está por ver si Gobierno e IU llegan a un acuerdo para que las listas de espera sanitaria no sean motivo de ruptura en plena campaña electoral.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine