09 de junio de 2016
09.06.2016

Muere María José Villa, profesora "irrepetible" de la Universidad

Gran especialista en Derecho Eclesiástico, fue vicedecana de la Facultad de Derecho durante cuatro mandatos

09.06.2016 | 18:13
María José Villa.

La profesora de Derecho Eclesiástico del Estado de la Universidad de Oviedo María José Villa Robledo falleció ayer a los sesenta años de edad tras librar una lucha larga contra la enfermedad. Gran experta en su área de investigación y docencia, María José Villa había sido vicedecana de la Facultad de Derecho durante varios mandatos, con Andrés Corsino Álvarez y Ramón Durán como decanos.

"Era una persona irrepetible, discreta y llena de iniciativa". Así la calificó el catedrátido de Derecho Privado de la Facultad de Derecho Ramón Durán, exdecano del centro.

"El área de conocimiento se queda huérfana sin María José Villa". Su compañero de departamento Andrés Corsino Álvarez recuerda que "trabajamos juntos durante casi cuarenta años, primero en el edificio histórico de la Universidad y después en las actuales instalaciones en el campus de El Cristo. Junto con Marita Camarero y José María González del Valle, quien se jubiló hace poco, intervinimos en varias publicaciones sobre Derecho Eclesiástico".

Una mirada nostálgica, más de amigo que de compañero de trabajo, a la profesora que ayer dijo adiós: "Era mujer de un talante alegre y jovial, animaba a todo el mundo, siempre sonriente y echándole muchas ganas a su trabajo y a la vida".

Fortaleza impresionante

LA NUEVA ESPAÑA entrevistó a María José Villa en el pasado mes de septiembre con motivo del decreto vaticano Mitis Iudex Dominus Iesus, sobre la nulidad matrimonial.

Villa declaraba entonces que se trataba de la reforma "de mayor calado del papa Francisco desde el punto de vista jurídico" y explicaba que "no cambian las causas de nulidad, cambia el proceso con la finalidad de agilizarlo; es una reforma procesal fruto, probablemente, de una preocupación papal por la situación de sufrimiento personal que se padece en una crisis matrimonial".

Villa, que había tenido un papel protagonista en la introducción del modelo Bolonia en la Facultad, llevaba muchos meses de baja médica. La triste noticia sobre su fallecimiento fue ayer, sin embargo, un duro y repentino golpe entre sus compañeros de docencia.

La catedrática de Derecho Internacional Paz Andrés recordaba que "llevó la enfermedad con una fortaleza impresionante" a pesar de que los últimos estadios de su salud le habían generado una enorme fragilidad física.

Sus compañeros de Facultad estuvieron con ella los dos días de las elecciones al rectorado. "Decía que se sentía fuerte, que tenía ganas de volver", señala Andrés Corsino Álvarez.

El cáncer se lo impidió, pero no socavó ni un ápice el reguero de buenas sensaciones que María José Villa dejó en su entorno personal y académico. "Una mujer elegante, por fuera y por dentro", dice Ramón Durán.

María José Villa estaba casada y tenía tres hijos, Santiago, Juan Luis e Inés. La capilla ardiente quedó instalada en Los Arenales. El funeral se celebró hoy jueves en la iglesia de los Carmelitas, en Oviedo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine