La patronal quiere que "pase pronto el 26-J" y descarta unas terceras elecciones

Garamendi aboga por suprimir los impuestos de sucesiones y patrimonio, que son "demagógicos"

17.06.2016 | 13:43

El presidente de CEPYME y vicepresidente de la CEOE, Antonio Garamendi, afirmó hoy en Oviedo que la inestabilidad política "a corto plazo no influye, pero sí a medio", y por ello ha deseado que "pase pronto" el 26J para que "vuelvan las cosas a su ser", a la vez que ha descartado que vaya a haber unas terceras elecciones porque la gente "no lo perdonaría".
Garamendi realizó estas afirmaciones en una ponencia titulada "Empresas y empresarios frente al reto del crecimiento", organizada por Asturias Punto de Encuentro, a la que han acudido más de un centenar de personas.
Ha apuntado que echa en falta en la campaña electoral las referencias a la economía relacionadas con el estado bienestar, y ha sostenido que la realidad denota un "fracaso colectivo" de los políticos.
España "no es como Italia", ha dicho Garamendi, que ha incidido en que el país necesita un gobierno que sea estable, que siga avanzando en "esas reformas que han sido buenas" y que permita "avanzar" al país.
Ha advertido de no es que no vea con buenos ojos planteamientos "muy demagógicos y de mucho gasto" sino que "nos los pondrán morados".
En su intervención ha defendido que en España existen dos impuestos a suprimir, que son sucesiones y patrimonio, que lo que hacen es "desmotivar", resultan "demagógicos" y "castigan a quien quiere ahorrar".
Respecto a la formación que reciben los trabajadores ha expresado su desacuerdo con "cómo se ha hecho desde Madrid".
"Si la empresa paga, decide", ha aseverado presidente de CEPYME, que ha sostenido que los empresarios pagan 1.800 millones para formación, cuyo dinero no se destinada para lo que lo entregamos, y "se lo queda Hacienda".
En su discurso ha reiterado que la "única manera de seguir para adelante es el rigor en la gestión económica" en los distintos ámbitos, y ha valorado los datos que confirman en crecimiento registrado en España en los dos primeros trimestres del año, que se espera alcance al fin del ejercicio el 3,5 por ciento y genere 400.000 empleos.
Ha reivindicado la figura del empresario, especialmente por arriesgar su patrimonio, lo que le diferencia del emprendedor.
Sobre los costes salariales, Garamendi ha mencionado la brecha entre salario y el coste salarial, que ha pedido ajustar al resto de Europa, con lo que asegura que se crecerían más empleos.
"El tema financiero ha mejorado, especialmente para las pymes", ha asegurado el vicepresidente la CEOE, que encuentra un dato preocupante en que el 80 por ciento de los créditos a las pequeñas empresas vayan a paliar la morosidad.
Asimismo, ha señalado entre otros temas importantes en España que el 99,8 por ciento de empresas son pymes que generan el 65 por ciento de empleo, si bien ha considerado que "ojalá" se dé una tendencia a empresas medianas, para lo que ha abogado por la innovación y una gran colaboración público-privada junto a un proceso potente de formación adaptado a los nuevos tiempos.
Otro asunto "preocupante", ha dicho, es la unidad de mercado ante situaciones cuando en España se generan leyes que "no hay quien las cumpla ni entienda", y ha citado como ejemplo la pesca, sujeta a "diecisiete licencias distintas".
También se ha mostrado partidario de que haya más bases imponibles y buscar las bolsas de fraude existentes, y ha considerado que se está planteando un falso debate sobre la igualdad, que ha defendido que sea de "oportunidades" como ocurre en el fútbol, "donde el que es bueno llega".
Por último, ha sostenido que la reforma laboral no ha destruido empleo, sino que ha permitido que no cierren muchas empresas, algunas de las cuales lo están generando ahora.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine