Corvera embolsa los 2,1 millones de aval que puso la promotora de Los Balagares

La Justicia da la razón al Ayuntamiento, que litigó para ejecutar el depósito al objeto de subsanar las graves deficiencias detectadas tras las obras

18.06.2016 | 04:26
La urbanización Los Balagares, vista desde La Estebanina.

El Tribunal Superior de Justicia de Asturias ha dado la razón al Ayuntamiento de Corvera, que podrá ejecutar el aval de la segunda fase de la urbanización del área residencial Los Balagares. La sentencia es firme y permite al gobierno municipal disponer de los 2,1 millones de euros del depósito que puso la empresa promotora para subsanar los problemas que se detectaron tiempo después de la construcción de más de 250 chalés en la zona de Truyés. Problemas en la red de saneamiento y el aliviadero, además de deficiencias en viales, aceras y zonas verdes, fueron los desencadenantes del malestar de los vecinos y la razón que llevó al gobierno corverano a emprender la lucha legal para embolsar el aval.

La promotora de la urbanización recibió los permisos para construir en 2005 y la urbanización se inauguró tres años después. El gobierno corverano, en ese momento formado por la USPC y el PP, permitió construir en dos fases y así dividir también el aval en dos. De mano, el Ayuntamiento nunca llegó a recibir el primer aval, aunque sí el segundo, que fue el que trataron de aprovechar el anterior gobierno (PSOE-IU) y el actual (del PSOE). La empresa sí abonó las tasas e impuestos de construcción, cifradas en aproximadamente unos 1,4 millones de euros en ambas fases.

Después de que la promotora se negara a ejecutar la construcción de aceras y las mejoras previstas en la urbanización, según el Consistorio, comenzó el proceso judicial. En el primer intento del concejo para poder embolsar los 2,1 millones, el juez no dio la razón al Ayuntamiento. Y es que el gobierno local pretendía utilizar el dinero para arreglar las deficiencias de toda la urbanización, cuando sólo puede ser usado para subsanar los problemas de la segunda fase. Eso es lo que ha cambiado en el segundo intento de ejecutar el aval que puso en marcha el gobierno del PSOE. Al centrar el uso del aval en la zona de los 130 chalets de la segunda fase, el juez aprobó la ejecución del aval en primera instancia y, después de que la empresa promotora recurriera, el Tribunal Superior de Justicia ha hecho firme la sentencia a favor de los intereses de Corvera.

El alcalde corverano, Iván Fernández, trasladó ayer a los representantes vecinales la decisión del Tribunal Superior de Justicia, que fue recibida con júbilo y esperanza por parte de los habitantes de la urbanización, que llevan años esperando una solución para sus problemas. El más importante de ellos, el de las deficiencias en el aliviadero, que según el Consistorio ponen en peligro la seguridad de los vecinos. La instalación debería estar conectada al colector del río Alvares, pero está pendiente de unos retoques para poder entrar en funcionamiento, que ahora se podrán llevar a cabo con la ejecución del aval, entre las otras acciones que están en la lista de necesidades de los vecinos de la urbanización.

Ya en el momento de iniciar el segundo intento judicial, el gobierno corverano puso sobre la mesa sus planes para hacer frente a otro de los problemas de la zona, la de los terrenos vacíos. En las parcelas donde aún no hay viviendas construidas, la idea del Ayuntamiento era comunicar al propietario de esos terrenos -es decir, el SAREB (Sociedad de activos procedentes de la reestructuración bancaria)- que tiene que garantizar las cantidades necesarias para el proyecto de urbanización pendiente. De no hacerlo, esos terrenos no serán urbanizables y perderían su valor.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine