Lne.es »

Espectacular granizada en el incio del verano

"Se paró el mundo", sostienen los ganaderos de Tineo, que tildan de "desastre" los efectos que causó la tormenta en sus cuadras | En media hora, cayeron en el Suroccidente piedras de hielo como pelotas de golf que causaron daños en coches, inmuebles y la cosecha de faba y maíz

23.06.2016 | 13:38
Espectacular granizada en el incio del verano
Espectacular granizada en el incio del verano

Una impresionante granizada sorprendió en la tarde de ayer a los vecinos de Tineo. Lo anunciaba el delegado de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) en Asturias, Manuel Mora, horas antes al realizar el balance climatológico de la primavera y anunciar la previsión del verano. La tarde traería un "cambio importante" en las condiciones registradas en los últimos días, sobre el todo en el Suroccidente, "incluso con tormentas de granizo", avanzaba el delegado de la Aemet. Y se cumplió.

Alrededor de las siete y durante diez escasos minutos cayeron del cielo bolas de hielo como pelotas de golf que causaron daños en coches, techumbres y en las cosechas de faba y maíz. "Metía miedo, las vacas estaban en la cuadra muy nerviosas", comenta Víctor Rodríguez, ganadero de la localidad tinetense de Miño.

La espectacular granizada volvió a repetirse media hora después y de nuevo impidió el trabajo cotidiano. Marta Siles, veterinaria en la zona de Navelgas, tuvo que cancelar las visitas programadas ante la fuerte granizada: "Se paró el mundo, me quedé debajo del puente de Navelgas dentro del coche porque temía que me reventara las lunas como le pasó a una amiga en la primera granizada, ¡menos mal que no eran urgencias!", comentaba.

Y mientras el Occidente se protegía de una granizada inesperada para estas fechas, en el Oriente se disfrutaba de una jornada típicamente estival con temperaturas máximas de 26 grados y sin lluvias. Al otro extremo, los vecinos aseguraban que "nunca" habían visto nada parecido. La tormenta de granizo en pleno mes de junio y recién inaugurado el verano dejó bolas de hielo de varios centímetros en el suelo e importantes riadas en las calles de pueblos y villas.

En Tineo, a partir de las seis de la tarde el cielo se empezó a oscurecer y lo que comenzó con intensas precipitaciones, enseguida se tornó en precipitaciones en forma de hielo que sorprendió a todos. "Tengo 54 años y nunca vi nada parecido, eran piedras como puños", subraya Manuel López, vecino de la localidad tinetense de Pelontre, donde la tormenta causó numerosos daños. En Pola de Allande se hablaba de "desastre" para referirse a las consecuencias de la tormenta. "Tengo una nave de 2.000 metros cuadrados y está como un colador, cada 10 centímetros hay un agujero y tengo las vacas como si estuvieran en la calle, todo mojado", lamentaba el tinetense Manuel López, quien estima que el arreglo del tejado de su nave puede ascender a unos 20.000 euros. En su pueblo fueron unos diez minutos de granizada, suficiente para destrozar también huertas y cosechas de maíz.

Llueven piedras en Cangas del Narcea
Así quedo el campo de fútbol del Regueron
22 de junio de 2016

Publicado por Cangas del Narcea en Miércoles, 22 de junio de 2016


Más tarde la tormenta llegó a puntos más suroccidentales, como Cangas del Narcea, donde en la propia villa las piedras de hielo destrozaron las sombrillas de las terrazas de algunos bares, dañaron fachadas e incluso rompieron canalones. Durante el momento de la tormenta era imposible salir a la calle, el agua inundaba todo y la fuerza con la que caía el granizo era imposible de soportar.

El nivel de precipitación más elevado se registró en el aeropuerto, 6,9 milímetros a las ocho de la tarde frente a los 2,6 de Pola de Somiedo. La previsión para hoy incluye chubascos acompañados de tormentas fuertes y granizo en las zonas de montaña con temperaturas en descenso en toda la región.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine