Los rostros de la noticia | Asturama

Los recién titulados peinan canas

Una veintena de diplomados de Oviedo y Avilés despiden como "una etapa maravillosa" los cinco cursos del programa académico especial para mayores de 50 años

24.06.2016 | 03:58
Los recién titulados peinan canas

Elena de Arriba Bellogín regresó a la Universidad con 58 años. Durante toda su vida se había dedicado a dar clases de pintura para niños pero sintió la llamada del Arte y decidió profundizar en el conocimiento de esta disciplina. Forma parte de la veintena de titulados que ayer recibieron su diploma de final de estudios en el Programa para Mayores de la Universidad de Oviedo (PUMUO). Elena deja la institución académica con 63 años y una experiencia "maravillosa" a sus espaldas. A su juicio, ésta ha sido una "oportunidad única" para formarse "pero no damos esta etapa por concluida". En su intervención como representante de los alumnos, Elena acudió a una cita cervantina para resumir su paso por la Universidad. "Sé breve en tus razonamientos, que ninguno es gustoso si es largo", planteó como alegato a esos pequeños fragmentos del saber, diferenciados en cuatro bloques temáticos, que los estudiantes del programa revisan antes de titularse.

El propio vicerrector de Extensión Universitaria, Francisco José Borge, aseguró sentir una querencia especial por este programa pues él fue uno de los primeros profesores de inglés en el PUMUO. "Fue una ocasión para relajarme y disfrutar plenamente de la docencia", subrayó: "¡Cuánto interés y cuánto agradecimiento recibí en aquellas clases!". Borge entiende que la "energía y motivación" de las primeras ediciones sigue intacta. Ejemplo de ello es Josefina Carrera, quien ya como flamante titulada, animaba a "todo el mundo a pasar por esto; no son solo conocimientos, aquí también socializas mucho, haces amigos y participas en eventos culturales". Como a sus compañeros de promoción, los talleres de Informática le permitieron mejorar su habilidad en redes sociales y manejarse en la "nube", donde se sustanció el discurso que leyó ayer. Las materias del programa -que se agrupan en torno a cuatro bloques temáticos- se complementan con una parte optativa en forma de talleres en función de los intereses de cada matriculado, y una oferta de libre elección con asistencia a actos culturales y viajes de intercambio. Al final, los abuelos y compañeros de promoción conforman también grupo de amigos. María del Carmen Rubiera resume la experiencia como "cinco años maravillosos" en los que disfrutó con todas las asignaturas de letras. De entre los que ayer finalizaban esta etapa dijo que no habrá desconexión: "Seguiremos vinculados".

Josefina Carrera, de 64 años, se prejubiló hace cuatro y reconoce que "sentía la necesidad de llenar mi tiempo libre, por eso decidí apuntarme. Lo recomiendo a todos". Tanto le ha gustado que el próximo curso volverá para cursar dos asignaturas. "Las dos de Ciencias: una sobre el cerebro, es algo extraordinario", apunta. También se ha sentido cómoda en los talleres de idiomas: "El italiano es muy dulce de aprender". Repetirá igualmente Margarita González a quien, dice, le han quedado "cosas por aprender". Ha estudiado inglés e italiano. "La parte de Ciencias de la Salud me gustó mucho; el programa mezcla un poco de todo y resulta muy útil", reconoce esta maestra y pedagoga".

Un cuñado de José Ramón Rodríguez, promotor del PUMUO, le animó a él y a su esposa a participar. Ambos lucían, ayer, sus mejores galas y se mostraban orgulloso de lo fructífero de esta aventura de cinco años. "Ha sido muy interesante por la oferta de asignaturas y talleres", indicó José Ramón a modo de balance y con los idiomas como fortaleza del programa.

Pero si había alguien especialmente orgulloso en el acto de ayer esos eran los jóvenes. Hijos y nietos fotografiaban a los recién titulados y hubo quien incluso recibió un ramo de flores como reconocimiento a la etapa recién finalizada. "Vosotros sois quienes hacéis que merezca la pena seguir adelante", agradeció el vicerrector Extensión a la última promoción integrada por una veintena de vecinos de Oviedo y Avilés. La consejera de Servicios Sociales Pilar Varela reivindicó que "siempre es fundamental aprender, a lo largo de toda la vida. Sois una referencia por vuestro esfuerzo y perseverancia", concluyó.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

Enlaces recomendados: Premios Cine