02 de julio de 2016
02.07.2016
Los problemas de las conexiones regionales

Renfe promete normalizar las cercanías en un mes pero no convence al Principado

La operadora asegura que contratará maquinistas y que invertirá en vías y parque móvil

02.07.2016 | 05:59
Un tren de Feve, en la zona del soterramiento de Langreo.

La operadora Renfe reforzará la plantilla de maquinistas, con la contratación de más profesionales, y llevará a cabo inversiones en el material rodante para acabar con las cancelaciones de trenes y recuperar la normalidad en las cercanías de la antigua Feve antes de un mes. Este es el compromiso expresado ayer por los portavoces de la compañía, que achacaron la oleada de supresiones a la "imprevista" acumulación de "bajas temporales del personal de conducción".

La reacción de Renfe llega después de que LA NUEVA ESPAÑA desvelara el cúmulo de suspensiones que se estaban produciendo en las líneas de ancho métrico de la región y de que informara largamente de las críticas al servicio por parte de los ferroviarios y de los usuarios.

El plazo planteado por Renfe para regularizar el servicio de vía estrecha no satisface al Gobierno del Principado, que tampoco se fía demasiado de las actuaciones anunciadas. La consejera de Infraestructuras, Belén Fernández, lo dejó claro tras la reunión del grupo de trabajo autonómico sobre transporte que se celebró ayer en Oviedo, con la presencia de Javier Villoria, gerente de Renfe en el Noroeste. "No se han planteado soluciones inmediatas para revertir el deterioro de las cercanías", indicó la Consejera, que no ve "nada tranquilizadoras" las explicaciones de Renfe. Y es que, a su juicio, "que se nos hable de un mes no supone una buena noticia, sino lo contrario".

Para Belén Fernández lo que necesitan las líneas de cercanía es "una solución "estructural", que tenga en cuenta "mejoras en la explotación y en la infraestructura" . La Consejera sostiene que Asturias tiene que "aprovechar" la "unanimidad social, política, sindical y empresarial" para reivindicar ante Fomento una "buena solución". En este sentido, avanzó que desde el Consorcio de Transportes se enviará una resolución al Ministerio con las necesidades del tren.

Junto al incremento de la plantilla de maquinistas, que incluye la vuelta a Asturias de profesionales que están desplazados a Galicia y al País Vasco, y a las inversiones en trenes y tendidos, otro compromiso expresado ayer por la compañía es ofrecer "de manera anticipada" a los viajeros información sobre las incidencias en el servicio. En todo caso, Renfe sostiene que está llevando a cabo actuaciones "para adaptar los planes de mantenimiento del material de ancho métrico a un modelo preventivo", con el objetivo de "garantizar una mayor fiabilidad y disponibilidad en un futuro próximo". Según la compañía, ayer se suspendieron cuatro convoyes de ancho métrico, todos ellos en la línea Oviedo-Laviana.

La operadora pública realizó estos anuncios después de que todos los partidos políticos con representación en la Junta General, incluido el PP , reclamaran medidas urgentes para acabar con el colapso de las cercanías de vía estrecha en la región. La ministra en funciones de Fomento, Ana Pastor, es conocedora de la problemática de los últimos días en la red de Feve y el diputado popular electo Ramón García Cañal se ha puesto en contacto con el Adif para pedirle explicaciones y reclamar actuaciones que pongan fin a la oleada de cancelaciones.

El presidente del comité de empresa, Luis Blanco, no pone en duda que Renfe trate de mejorar, pero sí que lo haga a tiempo de revertir una sangría de viajeros que le ha llevado a perder más de dos millones y medio de viajeros. Este veterano ferroviario reclama "un plan integral para el ferrocarril de cercanías, con unos objetivos claros y con compromisos presupuestarios plurianuales que permitan lograr un servicio fiable y atractivo para los asturianos". A su juicio, "ya se ha demostrado que es posible".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine