04 de julio de 2016
04.07.2016

Fomento expedienta a Vueling por los retrasos, que ayer se repitieron en Asturias

Tres de los cuatro vuelos entre la región y Barcelona despegaron más de una hora tarde El Ministerio exige "medidas correctoras inmediatas"

04.07.2016 | 03:44
Viajeros de un vuelo hacia Asturias de Vueling, atrapados en el aeropuerto de Ibiza por un retraso.

El Ministerio de Fomento ha abierto un expediente a Vueling por el cúmulo de cancelaciones y retrasos de las últimas semanas. Además, ha convocado a la dirección de la aerolínea a una reunión de urgencia, que tendrá lugar hoy mismo, para exigirle "explicaciones" y medidas correctoras inmediatas". "Ni Vueling ni ninguna otra compañía puede perjudicar a miles de viajeros con el pretexto de una mala planificación", afirmó ayer el secretario de Estado de Infraestructuras, Julio Gómez-Pomar, en declaraciones a la agencia Efe.

La máxima autoridad de seguridad aeronáutica de Italia (Enac) también ha llamado a capítulo a Vueling por unos problemas operativos que se centran en el aeropuerto barcelonés de El Prat, donde ayer hubo decenas de demoras y supresiones, pero que también afectan al país transalpino.

Por lo que se refiere a la conexión Asturias-Barcelona, ayer estaban programados dos enlaces de ida y vuelta. De los cuatro vuelos, tres despegaron con más de una hora de retraso sobre el horario previsto.

Convenio autonómico

Vueling forma parte de la UTE liderada por Iberia que dispone del principal contrato de la Administración autonómica para la promoción turística del Principado en aerolíneas. Son, en total, 6,2 millones de euros, de los que a la compañía que está concentrando la mayor parte de los retrasos en Santiago del Monte le corresponde alrededor de un millón.

La Agencia Nacional de Aviación Civil de Italia ha convocado a los rectores de Vueling a una reunión que se celebrará esta tarde, para reclamarles información sobre las causas de la oleada de retrasos y cancelaciones que también afecta al país transalpino. El aeropuerto de Roma es el segundo gran centro de operaciones de la compañía, tras Barcelona.

Las autoridades italianas ya amenazaron el año pasado a Vueling con quitarle la licencia de vuelo ante la repetición de demoras y suspensiones en la terminal romana.

Expertos en la materia aseguran que los desajustes de Vueling obedecen a una programación estival demasiado cargada, que es muy difícil de cumplir dentro del horario previsto.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine