05 de julio de 2016
05.07.2016

Los médicos piden más coordinación con la atención primaria para aliviar la espera

La derivación de pacientes suscita dudas entre algunos especialistas porque se pierde seguimiento sobre la calidad de las intervenciones

05.07.2016 | 03:45
Gonzalo Acebal, tras declarar ante la comisión de las listas de espera en la Junta General.

Mejorar la coordinación entre la red de atención primaria y los especialistas hospitalarios y los también los protocolos de priorización para los plazos de atención, son algunas de las claves apuntadas por los profesionales médicos que comparecieron ayer ante la comisión de investigación de las listas de espera en la sanidad pública asturiana, que se desarrolla en la Junta General del Principado. Los médicos coincidieron en que son múltiples los factores que influyen en las listas de espera, que no son exclusivas de la sanidad pública asturiana y destacaron que la puesta en funcionamiento del Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA) ha supuesto un avance para los pacientes y los profesionales.

Las comparecencias del presidente del colegio de Médicos de Asturias, Alejandro Braña; del jefe del servicio de Cirugía Ortopédica del Hospital de Cabueñes, Gonzalo Acebal; del adjunto del servicio de Traumatología del Hospital San Agustín de Avilés, Abelardo Suárez y del jefe del servicio de Oftalmología del HUCA, Luis Fernández-Vega, dieron ayer una nueva dimensión, más pegada al terreno y a la realidad del día a día en la sanidad a una comisión parlamentaria marcada por el debate político. A lo largo de más de seis horas de comparecencias se abordaron un amplio abanico de situaciones que tienen conexión directa con las listas de espera.

Mejor coordinación entre Atención Primaria y las especialidades. Uno de los diagnósticos más unánime fue el referente al papel decisivo de la Atención Primaria y los protocolos de priorización de necesidades de los pacientes. "Es necesario mejorar la coordinación con primaria. No se está trabajando tanto como se debiera", señaló el jefe de Traumatología del HUCA. "Los traumatólogos tendrían que ir más a los centros de salud y los médicos de Primaria más a los hospitales. Los especialistas debemos formar al médico de cabecera", planteó Abelardo Suárez, quien recordó una iniciativa que funcionó muy bien en Avilés, hace años, y que había sido patrocinado por una casa comercial. "Tendría que ser una iniciativa de la propia Administración", añadió. "La coordinación se puede trabajar. Es una cuestión de cultura, relacionada con la formación. Los cambios llevan un tiempo", indicó el traumatólogo. "Estamos trabajando en ello. Es muy importante", reconoció Luis Fernández-Vega.

Un problema que no es exclusivo de Asturias. Las listas de espera no son un fenómeno exclusivo de la sanidad pública del Principado. "La lista de espera es inevitable (...) Estamos muy por debajo de unos y como otros. Es un problema nacional y europeo. La sanidad pública del Reino Unido, que es modélica, tiene una lista de espera alucinante", comentó Alejandro Braña, que además de presidir el Colegio de Médicos de Asturias también es jefe del servicio de Traumatología del HUCA. "No existe sólo en Asturias: es un fenómeno general", admitió Abelardo Suárez.

La huelga médica y el nuevo HUCA, causas específicas de Asturias. La lista de espera tiene factores genéricos, asociados a cuestiones variadas como la cronicidad de las patologías, el envejecimiento de la población o hábitos de vida como el sedentarismo, malos hábitos alimenticios y la obesidad, entre otros, que se combinan con situaciones que se han dado en los últimos años en Asturias y que han influido en la demora en la atención diagnóstica y quirúrgica. "La población obesa, con cada vez más gente joven, será un problema. Ni el número de traumatólogos ni los recursos del sistema lo van a poder soportar", advirtió Abelardo Suárez. Los especialistas reconocen que la huelga médica aumentó las listas de espera. El otro factor específico fue la puesta en funcionamiento del HUCA. "La llegada al nuevo hospital fue un cataclismo. Fue precipitado. En una semana se pasó al nuevo hospital y todo cambió. Supuso un shock tremendo. Al principio la transición fue muy lenta pero se recuperó el ritmo. Por ejemplo, empecé con 20 pacientes diarios en consulta, mañana tengo 35", apuntó Braña, quien afirmó que en su servicio han reducido "a cero" la lista de espera.

Operaciones de cataratas, sin listas de espera. Luis Fernández Vega aseguró que su servicio ha conseguido rebajar " a cero" la lista de espera en operaciones de cataratas, para las que está marcado un máximo de 180 días, "con un gran esfuerzo de todos los miembros". En la actualidad, el HUCA atiende en ese plazo la demanda de dichas intervenciones. Fernández-Vega llamó la atención de la importancia que tienen en su especialidad las consultas de alta resolución pues en una sola atención pueden realizarse varias pruebas diagnósticas e incluso practican alguna intervención con láser. "Aunque las consultas duren algo más se gana tiempo", aseguró.

Derivaciones, de pacientes versus "peonadas". Gonzalo Acebal confirmó que la Administración no había realizado consulta sobre el decreto de plazos de atención y defendió las peonadas como solución respecto a las derivaciones de pacientes, con las que fue crítico Suárez. "Suponen una pérdida de la continuidad asistencial, es una fórmula mala porque se pierde el seguimiento. No hay un mecanismo de control de las intervenciones. Dicen que las peonadas es un sistema perverso pero con la desviación, unos programan y otros operan". Para Fernández Vega la derivación a otros centros "puede mejorar la lista de espera" y precisó que en "30 años no he firmado ningún convenio con la red pública para evitar cualquier tipo de malentendido".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine