07 de julio de 2016
07.07.2016

Asturias, una de las comunidades donde se concentraron la mayoría de los 6.649 rayos caídos este miércoles

Hasta las 12.00 horas habían caído en torno a 670 rayos y, durante las 12 horas siguientes, cayeron cerca de 6.000 rayos, según los datos totales en toda España

07.07.2016 | 18:51
Asturias, una de las comunidades donde se concentraron la mayoría de los 6.649 rayos caídos este miércoles

Un total de 6.649 rayos cayeron este miércoles en la Península y en las Islas Baleares durante las tormentas que se registraron a lo largo del día y el comienzo de la noche, según datos recogidos por Europa Press de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET).

Los datos aportados por la agencia señalan que la actividad eléctrica fue creciente a lo largo de todo el día. Hasta las 12.00 horas habían caído en torno a 670 rayos y, durante las 12 horas siguientes, cayeron cerca de 6.000 rayos.

La mayoría de los rayos se han concentrado en el cuadrante noroeste del país y, particularmente, sobre Galicia, Asturias, Castilla y León, el sur de Cantabria, La Rioja, el este y sur de Aragón, Madrid, el noroeste de Castilla-La Mancha y la comunidad de Extremadura. También hubo descargas de rayos, aunque de forma menos intensa, en algunos puntos del oeste de Andalucía, Cataluña y País Vasco
A lo largo de las 12 primeras horas del día estos fenómenos se produjeron de forma dispersa a lo largo de la Península y, conforme fue avanzando el día, se concentraron en el sureste de Galicia y en la provincia de Teruel en torno a las 16.00 horas y, más tarde, se concentraron en Galicia, Zamora, Salamanca, Extremadura, en buena parte de Castilla y León y en la parte más oriental de Castilla-La Mancha hasta el final del día, cuando afectaron de forma particular a la Comunidad de Madrid. Es en esta zona donde más rayos se recogieron entre las 20.00 y las 00.00 horas. Concretamente 2.467 tuvieron lugar en ese periodo de la noche y en dicho territorio.

La situación de tormenta se debe a la existencia de bajas temperaturas en los niveles altos de la atmósfera que contrasta con los altos valores en superficie. Concretamente, se recogen hasta 38ºC en 'tierra', frente a los -12ºC a 5.000 metros de altura, lo que provoca corrientes ascendentes que forman las tormentas e, incluso, puede provocar granizo, como consecuencia de la congelación de las gotas que circulan.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine