07 de julio de 2016
07.07.2016

Premio por probar que comemos por los ojos

Un instituto naviego, campeón estatal de un concurso sobre estudios estadísticos al demostrar que el color condiciona el sabor

07.07.2016 | 04:14
Las tres alumnas en el momento de recibir el premio nacional.

Tres alumnas del Instituto Galileo Galilei de Navia se proclamaron campeonas del concurso Incubadora de Sondeos y Experimentos en su fase nacional, tras haber conseguido el título regional hace apenas unas semanas. Lucía López Blanco, Nuria Pérez García y Ángela Pertierra Fernández-Campoamor realizaron un trabajo sobre la percepción sensorial y el engaño al que nos puede inducir. El experimento, titulado "Sabor a primera vista" consistía en "introducir distintos colorantes a yogures de sabor natural y darlos a probar a personas de distinto sexo, preguntando a posteriori el sabor que reconocían. Del mismo modo, se varió el sabor de otros yogures manteniendo su color primigenio, complicando más aún la cata", como explica el tutor del estudio, Roberto Manín. Los resultados son esclarecedores "las personas nos influenciamos mucho por el color. Muchos de los encuestados hacían prevalecer el color sobre el sabor: si era rosa decían que era de fresa, por ejemplo", recalca Manín. "Además, los hombres caemos mucho más en la trampa".

Este comportamiento se debe a que el cerebro asocia los estímulos visuales que le llegan con recuerdos que tenía de experiencias anteriores, por un proceso de asimilación. De este modo, el estímulo visual, que se da primero y con mayor intensidad, opaca aquellos estímulos que puedan provenir de las papilas gustativas una vez se prueba el yogur.

Para realizar este experimento, el equipo tomó una muestra total de 22 personas, compuesta por 9 mujeres y 13 hombres, todos ellos compañeros de clase de las alumnas. El estudio, que comparte premio nacional con otro defendido por un equipo canario, tuvo su origen en una idea de la madre del propio Manín, la cual había realizado experimentos similares con alumnos de primaria en su época como docente. "Le propuse la idea a las chicas y les encantó, así que lo llevamos a cabo pero dándole un enfoque estadístico y un empaque mucho mayor". Para ello, las alumnas tuvieron que utilizar diferentes medios infográficos y de cuantificación.

Para poder llegar a obtener el trofeo nacional, el equipo tutelado por Manín tuvo que superar una fase autonómica en la Universidad de Oviedo, en la que obtuvieron el primer puesto, y la consiguiente clasificación para la final nacional. En ella, compitieron en la Universidad de Extremadura con otros equipos de 15 comunidades autónomas, antes de poder alzarse con el premio. Este reconocimiento consta de 1000 euros en equipamiento informático para el centro, que se ha de compartir con el equipo canario, y la publicación del estudio, lo cual "hace mucha ilusión a mis alumnas" como recuerda Manín.

Este tipo de iniciativas busca que los alumnos se interesen en las materias que estudian y se impliquen más en su aprendizaje. Este objetivo está dando sus frutos en el instituto naviego ya que encadena tres finales nacionales consecutivas, logrando dos títulos y un subcampeonato.

Además, la edición del próximo año se celebrará en el Departamento de Estadística e Investigación Operativa y Didáctica de la Matemática de la Universidad de Oviedo, lo cual ofrece un escaparate idóneo para el mayor reconocimiento de esta disciplina en la región asturiana. "El año que viene que somos anfitriones, y además defendemos título, tenemos que ir a por todas", enfatiza Manín.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine