10 de julio de 2016
10.07.2016
Lne.es »

Requisan ordenadores de la discoteca de Oviedo investigada por fraude fiscal

Los registros de la Agencia Tributaria no hallaron dinero en efectivo en el local, inspeccionado dentro de una operación contra 87 establecimientos

10.07.2016 | 04:15

Los agentes de la Agencia Tributaria y de la Guardia Civil que registraron el local de copas ovetense investigado dentro de la operación "Chopin" contra el fraude fiscal se llevaron material informático y abrieron la caja fuerte, según reconocieron fuentes próximas al caso. En la conocida discoteca del casco antiguo de Oviedo, los agentes no encontraron dinero en efectivo, como sí ocurrió en otros de los 87 locales investigados. Según las mismas fuentes, los propietarios del local ovetense recibieron una llamada de la Agencia Tributaria poco antes de las 21.00 horas en la que se pedía la apertura de la discoteca (en aquel momento estaba cerrada al público) para llevar a cabo un registro policial que se produjo poco después.

La operación "Chopin" es la mayor operación hasta ahora llevada a cabo por la Agencia Tributaria contra el fraude fiscal y la economía en negro en locales de ocio. Más de 500 funcionarios de Hacienda, con el apoyo de efectivos policiales, llevaron a cabo registros en 87 discotecas y "pubs" de gran tamaño, propiedad de unas 110 sociedades y repartidos por once comunidades autónomas. La mayoría de los registros se llevaron a cabo en establecimientos de la Comunidad Valenciana, Cataluña, Galicia, Andalucía o Madrid.

Según la Agencia Tributaria, la operación se llevaba gestando desde principio de año, después de que Hacienda detectase un volumen de operaciones con tarjeta "anormalmente alto". Las inspecciones fiscales corroboraron que algunas empresas afectadas estaban declarando un volumen de cobros con tarjeta de crédito que duplicaba los movimientos de efectivo en cuentas bancarias que la agencia conocía, por lo que saltaron las alarmas ante la posibilidad de que circulase "una gran cantidad de dinero negro" que pudiese estar ocultándose al fisco.

Además, la Agencia Tributaria observó que había diferencias sustanciales entre la actividad que declaraban los locales y la que reflejaba la asistencia de clientes, los precios de las entradas y las consumiciones que se servían. En los registros, siempre según la Agencia Tributaria, se encontró "software" de doble uso, que permite ocultar ingresos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine