16 de julio de 2016
16.07.2016
Lne.es »

Los ayuntamientos de Oviedo, Gijón y Avilés tienen exceso de cuentas bancarias

La Sindicatura alerta de la acumulación de tareas en un solo jefe y cuestiona la gestión indirecta del cobro de tributos en la capital

16.07.2016 | 05:34

Los ayuntamientos de Oviedo, Gijón y Avilés tienen demasiadas cuentas bancarias y deberían reducir su número con el objetivo de centralizar sus respectivas tesorerías. La Sindicatura de Cuentas realiza esta recomendación en su fiscalización sobre la liquidez de los tres mayores consistorios de Asturias, un informe que hizo público ayer.

El Ayuntamiento de Oviedo tiene 37 cuentas bancarias abiertas, el de Gijón, 25 y el de Avilés. "Sería recomendable que cada entidad local valorase la necesidad de reducirlo de forma que se consiguiese una mayor centralización de la tesorería", propone la Sindicatura, que detectó una cuenta inactiva en el consistorio ovetense y dos en el gijonés.

El informe de fiscalización también sugiere que los arqueos de caja en "con el objeto de controlar los fondos existentes" en los ayuntamientos de Oviedo y Gijón "se lleven a cabo en presencia de más de una persona o autoridad". La Sindicatura ha detectado también una excesiva acumulación de tareas relacionadas con la contabilidad municipal en un reducido número de responsables: en el Ayuntamiento de Gijón un único funcionario ostentaba las jefatura de gestión tributaria, incluida la inspección; tesorería y contabilidad, "lo que supone un evidente riesgo teórico para la organización y contraviene los postulados sostenidos por la generalidad de la doctrina y las normas internacionales de auditoría". Y en el consistorio de Avilés "sería conveniente la segregación entre las funciones de tesorería e ingresos", ya que el tesorero tenía encomendadas las funciones de gestión y liquidación de ingresos, la dirección del contrato de concesión de la zona de aparcamiento regulado (ORA) y también del servicio de la grúa municipal.

Las conclusiones de la fiscalización de la Sindicatura plantean reparos a la fórmula empleada por el Ayuntamiento de Oviedo para recaudar sus impuestos locales a través de una empresa privada. "Del análisis del pliego de prescripciones técnicas del contrato se desprende que su objeto se acerca más a una gestión indirecta del servicio de recaudación de tributos que a una mera colaboración sin ejercicio de potestad pública". Según la Sindicatura, "esta gestión indirecta no es admitida en la legislación vigente, así mismo, diversa jurisprudencia del Tribunal Supremo ha reiterado la imposibilidad de gestionar indirectamente este servicio por tratarse de una función pública".

Objeción a préstamos

La fiscalización del ayuntamiento de Oviedo también alerta de que la concesión de préstamos en 2003 a los empleados municipales para la adquisición de viviendas a un interés del 3 por ciento es contrario a la regulación vigente. La Sindicatura también divulgó ayer el informe sobre Cogersa, la sociedad que gestiona la recogida de residuos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine