10 de agosto de 2016
10.08.2016

Las aseguradoras sitúan a Asturias entre las comunidades con menos robos en viviendas

El coste medio de los asaltos es inferior a mil euros, según la patronal Unespa

10.08.2016 | 08:05
Las aseguradoras sitúan a Asturias entre las comunidades con menos robos en viviendas

La alarma generada en Asturias en los últimos meses por el incremento de robos en viviendas no es sin embargo motivo de gran preocupación para la patronal española de seguros, Unespa. Según la "Memoria social del seguro", el Principado se encuentra entre las comunidades autónomas con menor incidencia de este tipo de delitos, y también la incluye entre la regiones donde estos asaltos son menos graves, entendiendo por ello la relación entre el coste del siniestro y el capital asegurado. Según el estudio, en el caso de Asturias se sitúa, de media, por debajo de los 1.000 euros.

Los últimos datos publicados por el Ministerio del Interior sobre criminalidad indican que el robo con fuerza en domicilios se incrementaron en Asturias el 31% en el primer semestre del año, pasando de 416 en ese periodo de 2015 a 545.

Según el estudio realizado por la patronal española de seguros, las comunidades con mayor probabilidad de robos en viviendas son Madrid, Cataluña, Murcia y la Comunidad Valenciana. En el extremo opuesto se sitúan Navarra, Galicia, Asturias y Castilla y León.

Las viviendas de las provincias del litoral mediterráneo son las más propensas a los robos. A la cabeza se sitúan Tarragona, donde es un 65,72% más probable que una vivienda sufra un asalto que en el conjunto del país, y Murcia (44,28%). En el medio se cuelan Madrid (56,06%) y Toledo (36,52%), en segunda y cuarta posición, seguidas inmediatamente del resto de provincias del Levante, según el informe de Unespa.

También destaca el estudio que las comunidades donde el robo típico es de menor cuantía son Aragón y Asturias, con un coste medio inferior a los 1.000 euros.

Por contra, las provincias Toledo, Gerona, Barcelona, Murcia, Baleares, Orense y Guadalajara registran el coste medio más elevado de los robos, al superar los 1.500 euros.

El estudio de Unespa también indica que "el invierno es temporada alta de robos en hogares. Los meses de enero, febrero y marzo son los preferidos por los ladrones para actuar". Esto tiene relación con la mayor comisión de estos delitos en el litoral mediterráneo, donde existe un número importante de segundas residencias que en estos meses están vacías. Agosto es otro mes propicio.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine