17 de agosto de 2016
17.08.2016
Lne.es »

El "Rambo gallego", preso en Asturias, reclama ahora permisos

El recluso, que estuvo huido en el monte ocho años, lleva en la cárcel desde 1999 sin beneficio alguno, según sostiene

17.08.2016 | 04:09
Alfredo Sánchez Chacón.

Alfredo Sánchez Chacón, de 58 años, conocido como el "Rambo gallego", que cumple una amplia condena en la prisión de La Llaniza (Llanera) por asesinato, homicidio en grado de tentativa y una veintena de robos, ha presentado una nueva petición ante la jueza de Vigilancia Penitenciaria de Asturias, en la que reclama una revisión de sus penas y su situación penitenciaria, al considerar que está siendo tratado de forma injusta. Y es que, según se señala en el escrito presentado por su abogado asturiano, Manuel Javier López García, Sánchez Chacón lleva en prisión desde 1999, sin que se la haya aplicado beneficio penitenciario alguno, como la posibilidad de realizar algún trabajo en prisión o disfrutar de permisos.

No es la primera petición que realiza este recluso ante la jueza. Hace escasas fechas solicitó que se le permitiese estar solo en una celda, o su regreso a la cárcel coruñesa de Teixeiro, en la que estuvo antes de ser trasladado a Asturias y donde tenía concedido ese privilegio. Según su defensa, un auto judicial, basado en un informe médico que aconseja esa medida por motivos psiquiátricos, le autoriza a Sánchez Chacón a estar solo en una celda. Otra de sus quejas es que los funcionarios de la prisión asturiana no le permiten realizar ejercicio físico. El centro penitenciario le ha denegado una celda individual aduciendo falta de espacio, pero el recluso sostiene que hay presos que disfrutan de ese privilegio.

Aunque su comportamiento en prisión es impecable, sobre este cordobés criado en Pontevedra recae el sambenito de "fuguista", por varios episodios en los que logró dar esquinazo a las fuerzas de seguridad durante largos años. A finales de los ochenta protagonizó su primera fuga, que no finalizó hasta 1997, cuando fue detenido en un bar de alterne de Xove, en la provincia de Lugo. Hasta ese momento se había mantenido viviendo en el monte, bajo los tendidos de alta tensión, para evitar ser sorprendido por los helicópteros de las fuerzas de seguridad. Bajaba a las poblaciones para robar en viviendas o pasar alguna noche de fiesta. Antiguo miembro de la Legión y las fuerzas especiales, estaba perfectamente preparado para vivir a la intemperie.

"Perra de mierda"

Siete meses después de su detención logró huir de nuevo, esta vez de la prisión de Lugo, junto a otro peligroso delincuente, descolgándose con una cuerda hecha con jirones de sábanas. Su compañero de fuga cayó poco después, pero el logró zafarse de las fuerzas de seguridad durante dos años, en alguna ocasión enfrentándose a tiros con los agentes. Finalmente le cazaron en 1999, y un año después le impusieron 17 años de cárcel por matar a un joven de un tiro en la cabeza, durante las fiestas de Cuntis, en la provincia de Pontevedra. Durante el juicio, llegó a pedir perdón a la familia del asesinado, aunque se mostró altanero con la magistrada que la juzgaba, a la que llegó a espetar: "Me tratas como un animal de circo, perra de mierda". Sánchez Chacón achaca sus problemas con la ley al consumo de sustancias, adicciones que asegura haber superado.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine