23 de agosto de 2016
23.08.2016

Más sofoco que en Valencia

Asturias vivió ayer la jornada más calurosa de agosto, con temperaturas que superaron a las del Levante | La máxima se registró en Amieva: 36 grados

23.08.2016 | 08:13

No fue calor. Fue más que eso: un sofocón en toda regla. Asturias vivió ayer la jornada más cálida de agosto, con máximas que llegaron hasta los 35,9 grados en Amieva. Toda la región fue un horno. El mercurio en Mieres subió hasta los 35,7; en Tineo, a los 35,6; en Ibias, a los 34,9; en Oviedo, a los 33,7, y en Gijón, a los 30,4. Incluso en Las Regueras, un termómetro al sol marcó a primera hora de la tarde los 42. Hubo más bochorno en el Principado que en Valencia, Barcelona, Bilbao, Sanxenxo y Santander. No es de extrañar entonces que las playas de la región se abarrotasen de bañistas, y los parques, de turistas buscando la sombra.

La segunda ola de calor más potente del verano -el 18 de julio se registraron en Mieres 38,5 grados- continúa hoy, pero perderá intensidad a lo largo de la semana. No se descartan chubascos en forma de tormenta a partir del jueves.

Ayer, sin embargo, hubo un día más propio del Levante o del Mediterráneo que del Cantábrico. A las 16.40 horas se alcanzó en Panizales (Amieva) la temperatura récord del mes en ese punto: 35,9 grados. En la costa, el sol apretó menos, pero aun así el ambiente fue asfixiante. Gijón "ardió" a 30,4 grados; Castropol, a 27,3; Luarca, a 25; y Llanes, a 23,6. Pasear por cualquier punto de la geografía asturiana era casi un sufrimiento. La ropa se pegaba al cuerpo, las manos se llenaban de sudor, el pelo chorreaba... Qué bien les vino a algunas el abanico. Aunque lo mejor para calmar tanto "fuego" fue el baño en el Cantábrico. Pocos días de verano se vio a tanta gente como ayer a remojo o caminando por la orilla del mar.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

Enlaces recomendados: Premios Cine