25 de agosto de 2016
25.08.2016
Lne.es »
preguntas clave

Proteger la diferencia

25.08.2016 | 03:02

José A. ORDÓÑEZ

La sidra natural con denominación de origen se consolida en el mercado, tras el dubitativo arranque de hace una década. Estas son las claves del producto.

¿Qué es la Denominación de Origen (DOP) "Sidra de Asturias"?

Es una figura jurídica destinada a proteger y diferenciar la sidra elaborada con 22 variedades de manzana autóctona de la máxima calidad y con técnicas respetuosas con la centenaria tradición llagarera.

¿Y el consejo regulador?

Es el organismo encargado de velar por el cumplimiento de los requisitos de la marca, a través de controles de calidad en todas las etapas del proceso de elaboración, desde la pomarada hasta el llagar.

¿Cuántos tipo de sidra hay en la denominación?

Son tres. La sidra natural de escanciar, la natural filtrada (que también es conocida como de mesa) y la espumosa. Nueve de cada diez botellas que se venden son de la variedad natural.

¿Cómo se identifica la sidra acogida a la denominación?

Todas las botellas llevan una contraetiqueta identificativa del consejo, numerada y con el logotipo de la marca.

¿Es más cara la sidra con denominación que la normal?

Sí. Una conocida sidrería de Oviedo vendía ayer la botella de sidra natural acogida a la DOP a 2,90 euros y el resto a 2,50 euros.

¿Es lo mismo sidra de denominación que de selección?

No. La denominada sidra de selección no está acogida a la DOP. Se trata de un producto de alta calidad que elaboran por su cuenta Trabanco, Muñiz, Peñón y Foncueva, y que se somete a unos controles de calidad que son ajenos a los que tiene implantados el consejo regulador de la DOP. Su precio es también algo más alto que el de la sidra normal y una de sus características principales es que respeta la tradición de sacar primero al mercado -en la primavera- el producto sin trasegar ("sobre la madre").

¿Qué supone la sidra con denominación dentro de la producción regional?

Aunque no para de crecer, tanto en producción como en ventas, la sidra DOP sigue siendo minoritaria en los llagares asturianos. De los 40 millones de litros que se elaboran anualmente en el Principado, 2,8 están controlados por el consejo regulador, teniendo en cuenta los datos de récord del pasado año.

¿Cuáles son los principales retos de la marca para el corto y medio plazo?

Por un lado, potenciar la presencia en los mercados exteriores, ya que los internos están prácticamente saturados. Por otro, incrementar las ventas de las variedades de mesa y espumosa, que están por debajo de las expectativas, sobre todo la primera.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine