31 de agosto de 2016
31.08.2016

Fiscalía pedirá 50 años como mínimo para el parricida de Moraña

El avilesino David Oubel degolló hace un año a sus dos hijas con una radial

31.08.2016 | 04:08
David Oubel.

La Fiscalía de Pontevedra dará a conocer en breve la condena que reclama para David Oubel, el avilesino que degolló a sus hijas Candela, de 9 años, y Amaia, de 4, con una radial el 31 de julio del año pasado, en la localidad pontevedresa de Moraña. El fiscal solicitará entre 25 y 30 años por cada uno de los asesinatos, esto es, entre 50 y 60 años de prisión. Por tanto, no se reclamará la prisión permanente revisable -la cadena perpetua- tal como se estaba especulando desde que se cometió el horrible doble crimen.

El juicio contra David Oubel podría celebrarse en la Audiencia Provincial de Pontevedra este mismo año, si se respetan los trámites. La instrucción del caso ya ha finalizado, tras la práctica de varios exámenes psiquiátricos y físicos al presunto parricida, las últimas antes de la apertura de juicio oral. El sospechoso, que no ha reconocido la autoría de los asesinatos, ni las razones que le llevaron a matar a las pequeñas, está ingresado actualmente en la prisión de Mansilla de las Mulas, en León, donde ocupa una celda en la enfermería para que no sea agredido por otros reclusos. Oubel tuvo que abandonar la prisión de Pontevedra después de que fuese amenazado de muerte por otros presos.

Los forenses consideran que el avilesino es imputable y que era consciente de sus actos cuando mató a las niñas. De hecho, anunció sus intenciones de quitarles la vida y luego suicidarse. El arma homicida, una sierra radial, fue adquirida el día anterior. Al parecer, el presunto asesino preguntó al propietario del establecimiento si con la herramienta podía cortar dedos. Las menores fueron encontradas en una de las habitaciones de la vivienda. El autor del crimen, por su parte, fue hallado en el baño, tendido en el suelo, con cortes en los brazos. Los forenses creen que nunca pretendió suicidarse. La defensa del avilesino cree sin embargo que no era dueño de sus actos cuando cometió el doble crimen. Las razones del doble infanticidio siguen oscuras. El acusado se había separado de su mujer y había empezado a vivir su homosexualidad con una nueva pareja.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine