16 de septiembre de 2016
16.09.2016
Lne.es »

"Aunque se vean verdes, los montes se están erosionando", avisan los expertos forestales

Los ingenieros alertan de que Asturias "está perdiendo suelo" a causa de los incendios, lo que se traduce en una menor capacidad productiva

16.09.2016 | 04:01
En la mesa, por la izquierda, Miguel Ángel Soto (portavoz de Greenpace España), José Manuel Jaquotot (subdirector general de Selvicultura y Montes del Ministerio), Vicente Montes (periodista de LA NUEVA ESPAÑA), José Ramón García (secretario general de UCA), José Rogelio Pando (alcalde de Colunga), Francisco Javier Manrique (decano del Colegio de Ingenieros Técnicos Forestales de Cantabria) y Álvaro Picardo (decano del Colegio de Ingenieros de Montes de Castilla y León), ayer durante la ponencia en Oviedo.

"Aparentemente los montes se ven muy verdes, pero la realidad es que el suelo se está erosionando", alertaron ayer en Oviedo los colegios nacionales de ingenieros de montes y técnicos forestales. Ambos colectivos organizaron unas jornadas sobre "Incendios y gestión del monte de la Cornisa Cantábrica", en las que reclamaron trabajar más en la prevención que en la extinción de fuegos. "Sofocar ni es rentable ni es efectivo. Hay que ir a las causas", insistió Francisco Javier Manrique, del colegio de ingenieros técnicos forestales de Cantabria. Los profesionales avisan de que "estamos perdiendo suelo" y eso trae consigo "una menor capacidad forrajera". "Estamos causando un gran perjuicio a las generaciones venideras. Los montes no se están regenerando como pensamos y tenemos un territorio muerto e improductivo", destacó Álvaro Picardo, del colegio de ingenieros de montes de Castilla y León.

En las jornadas participaron también ganaderos, ecologistas, investigadores y representantes de la Administración, Bomberos de Asturias y la Fiscalía de Medio Ambiente. Todos se comprometieron en hacer un esfuerzo por "empatizar" en vez de "culpabilizar" y buscar una solución a los temidos incendios. En Asturias se produjeron 8.141 en los últimos cinco años. No obstante, hubo discrepancias, sobre todo en lo relativo a los acotamientos al pastoreo en terrenos quemados -Asturias estudia eliminarlos-. Mientras que los ganaderos aseguran que la medida "criminaliza al sector", los expertos insisten en que los incendios "no deben salir gratis". "No puede haber una sensación de complicidad por parte de ciertos colectivos ni de impunidad. Quemar es un delito y hay que perseguir más esta actividad", recalcó Miguel Ángel Soto, portavoz de Greenpace España.

Soto intervino en la charla titulada "Estrategias y medidas frente a los incendios forestales", que moderó el periodista de LA NUEVA ESPAÑA, Vicente Montes. Entre las soluciones que se pusieron encima de la mesa destacan las siguientes: prevenir, divulgar y concienciar, reforzar el sector forestal, luchar contra el abandono del medio rural, coordinar las políticas ganaderas y de montes y revisar "la arquitectura" de las ayudas de la Política Agraria Común (PAC).

A juicio del ingeniero Francisco Javier Manrique, estas subvenciones "provocan incendios sin quererlo" al no contabilizar los terrenos con matorral. En esta idea también reparó Álvaro Picardo, quien señaló que la PAC "no está promoviendo un buen manejo del monte". En cambio, el secretario general de la Unión de Campesinos de Asturias (UCA), José Ramón García "Pachón", defendió que las ayudas son en realidad "una compensación de la pérdida de la renta agraria". García criticó que el aumento de matorral está provocando que los animales salvajes -fundamentalmente el jabalí- estén entrando en la capital asturiana. "Tenemos todo hecho una selva", remató.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine