17 de septiembre de 2016
17.09.2016
Lne.es »

Muere de hipotermia tras perderse por la niebla mientras hacía una ruta en Somiedo

El senderista valenciano Ramón Alarcón Lara, de 51 años, que iba de Saliencia al Lago del Valle, llevaba ropa inadecuada para el frío y la lluvia

17.09.2016 | 04:53
Muere de hipotermia tras perderse por la niebla mientras hacía una ruta en Somiedo

Tragedia en el parque natural de Somiedo. Un senderista valenciano de 51 años, Ramón Alarcón Lara, fue hallado muerto al final de la Vega de Camayor, en la ruta que une uno de los lagos de Saliencia, el de la Cueva, con el Lago del Valle, un trayecto relativamente fácil de no haberse metido una densa niebla que terminó desorientándolo. El hombre perdió la senda y falleció, presumiblemente de hipotermia, cerca de la bajada al Lago del Valle, desde donde podría haber llegado, ya por un camino amplio y fácil de seguir, hasta la localidad de Valle de Lago.

En la tarde de anteayer, jueves, había llamado con su teléfono móvil al 112 pidiendo ayuda. Se puso en marcha un dispositivo de búsqueda en el que participaron efectivos del Servicio de Emergencias del Principado de Asturias (SEPA) y del Grupo de Rescate e Intervención en Montaña (GREIM) con base en Mieres, pero tuvieron que abandonar el rastreo al caer la noche. En la mañana de ayer, la Unidad Canina de Rescate del Principado de Asturias reanudó la búsqueda, en la que participaron varios perros. El cadáver fue localizado en torno a las once de la mañana, tendido en la pradería.

El senderista no llevaba ropa adecuada para arrostrar una madrugada de lluvia y frío como la que hubo ayer, durante la que se registraron mínimas de 7 grados en la cordillera Cantábrica. Fuentes cercanas a los equipos de rescate indicaron que había tratado de guarecerse del mal tiempo, pero llevaba muchas horas en un ambiente húmedo y no pudo sobrellevar las bajas temperaturas.

A las doce y media del mediodía, el cuerpo del fallecido fue trasladado en un helicóptero del GREIM hasta La Morgal (Llanera), base del Servicio de Emergencias, y desde allí al Instituto de Medicina Legal de Oviedo, para que se le practicase la correspondiente autopsia. El cadáver será trasladado a Valencia capital, donde residía el senderista.

Ramón Alarcón Lara estaba hospedado en el hostal Somiedo, de la Pola, donde la noticia de su muerte causó ayer un gran estupor. "Nos hemos quedado planchados. Era un hombre muy abierto con la gente", indicaron en el establecimiento.

El valenciano llevaba ya bastantes días en la zona de Somiedo. Previamente al hostal, estuvo alojado en el hotel Meirel, también en Pola de Somiedo, durante una semana. Durante estos días, el hombre había estado realizando rutas de senderismo en el concejo, aprovechando el buen tiempo que hubo hasta el martes. El miércoles y el jueves hubo una caída drástica de la temperatura, acompañada anteayer de una tromba de agua como hacía tiempo que no se veía en la región.

Este verano ha sido nefasto en la montaña. El 22 de junio falleció un senderista que realizaba la ruta de Urdón a Tresviso, en Cantabria, en el límite con Asturias. El 1 de julio fue localizado el cadáver de un montañero leonés muy experimentado, Eulogio Bello, en la zona de Peña Ubiña. También en Las Ubiñas, el 17 de julio, murió una montañera de 66 años al sufrir una caída. El 15 de agosto falleció un montañero santanderino al caer 200 metros mientras bajaba el Torrecerredo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine