21 de septiembre de 2016
21.09.2016
Lne.es »

El oso de Moal caminó herido menos de un kilómetro según la autopsia

El Fapas denuncia escasez de análisis en las necropsias de plantígrados

21.09.2016 | 04:51

El disparo que causó la muerte al oso de Moal (Cangas del Narcea) no fue a bocajarro y se ejecutó cerca de donde fue hallado su cadáver el pasado 9 de septiembre. Esa es la hipótesis que maneja el director de la necropsia, el catedrático de Anatomía Patológica de la Universidad de León Francisco García Marín. A su juicio, el ejemplar recibió el tiro a unos metros de distancia, ya que "la bala no salió, sino que quedó alojada en el hígado". El animal pudo caminar metros, quizá un kilómetro, pero no más. "Que pudiera hacer dos o tres kilómetros queda descartado", sostiene García Marín, que indica que el animal fue "adormeciendo" antes de fallecer a consecuencia del shock hipovolémico.

Por su parte, el Fapas cuestionó ayer las necropsias realizadas a osos muertos por la "escasez de análisis". "No se han aplicado praxis correctas y adecuadas para conocer con detalle las causas del fallecimiento de plantígrados", denuncian.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine