01 de octubre de 2016
01.10.2016

Discrepancia por unos osos famélicos

01.10.2016 | 04:59
Discrepancia por unos osos famélicos

El verano ha dejado a los osos prácticamente en los huesos. El Fondo para la Protección de Animales Salvajes (Fapas) alertó ayer de que sus cámaras fotográficas captaron estos días a plantígrados desnutridos debido a la productividad irregular y al atraso en la maduración de frutos como el arándano, la cereza, la avellana y la mora. Los ecologistas apuntan como causante de la alteración de la dieta un estío "extremadamente seco". La Fundación Oso Pardo, otra ogranización conservacionista, negó ayer los hechos y aseguró que en "los seguimientos realizados este verano y este otoño no hemos observado ningún ejemplar desnutrido y sí muchos osos en buen estado físico". La Fundación Oso Pardo reconoce que la cosecha de arándanos "no ha sido abundante", pero señalan que los investigadores aprecian "una importancia decreciente de este fruto en la dieta de los osos".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine