11 de octubre de 2016
11.10.2016

Asturias confía en que Europa suavice el bloqueo de fondos por incumplir el déficit

La directora Melania Álvarez mantiene que la incidencia para la región "será escasa"

11.10.2016 | 03:43
En la mesa, por la izquierda, Corina Cretu, Ramón Luis Valcárcel, Markku Markkula y Anton Marcincin, en la inauguración de la 14.ª Semana de las Regiones y las Ciudades de Europa, ayer en el Parlamento europeo.

Melania Álvarez, directora general de Participación Ciudadana del Gobierno del Principado, que encabeza la delegación asturiana y también acude hoy a la reunión del Grupo Socialista Europeo, considera poco probable que Asturias y el resto de regiones sean castigadas con una congelación de ayudas como ayer se advirtió desde la Comisión Europea en respuesta al incumplimiento español del tope de déficit. No obstante, Álvarez recalcó que el Principado mantiene la cautela, y en caso de que finalmente se tome la decisión, el Gobierno de Javier Fernández tratará de que el impacto sea mínimo para la región. "Si se opta por un bloqueo de los fondos para España, la incidencia será escasa, dado que se haría de forma temporal, hasta que se cumpliesen los requisitos que pudiera establecer el Consejo", recalcó la directora general. Además, la suspensión afectaría sólo a un porcentaje del dinero para 2017, "aunque habría que ver si se refieren solamente a fondos estructurales o si entrarían también los agrícolas", matizó Álvarez.

A la defensa de los intereses del Principado y del resto de las regiones españolas se unió el presidente del Comité de las Regiones (CoR), el finlandés Markku Markkula, del Partido Popular Europeo, miembro del Ayuntamiento finlandés de Espoo, que durante la inauguración oficial, en el Parlamento europeo, instó a la Unión Europea a "escuchar, cambiar y actuar cuando se trate de aplicar mejor los 537 programas de inversión apoyados por los Fondos Estructurales y de Inversión Europeos". Markkula considera erróneo retener partidas a España, "ya que eso sólo contribuirá a aumentar la incertidumbre de los inversores y a retrasar proyectos muy necesarios", señaló. El finlandés realizó otro guiño a Asturias cuando abogó por crear oportunidades de trabajo para que regresen los jóvenes que se han ido, "y encuentren posibilidades de empleo los que están en los territorios". Además, insistió en que "bajo ningún concepto podemos permitirnos dejar en suspenso el dinero; la comisaria Cretu es sensible y estoy seguro de que mantendrá los compromisos", agregó. "Los ciudadanos deben sentir cómo funcionan las inversiones y una medida de este calibre podría impedirlo, es hora de cumplir nuestras promesas", recalcó.

"La gran mayoría de las fuerzas políticas del Parlamento son contrarias a una congelación de los fondos estructurales por ser una medida opuesta a los objetivos de la política de cohesión", indicó Valcárcel, antiguo presidente del Comité de las Regiones y de la región de Murcia. Cretu intentó salir del atolladero defendiendo que la Comisión "mantendrá sus esfuerzos para ayudar a las regiones y ciudades a transformar los fondos europeos en crecimiento, excelencia empresarial y mejora de la calidad de vida para los ciudadanos". España tiene asignados más de 37 billones de euros en Fondos Estructurales y de Inversión, hasta el año 2020. "La política de cohesión debe ser el pegamento que una a nuestras ciudades y regiones frente al populismo que pretende romper Europa", tal como aseguró ayer en Bruselas Ramón Luis Valcárcel, vicepresidente del Parlamento europeo, pero el incumplimiento del déficit en España puede dejar alguna esquina mal ensamblada, según se desprende de las palabras de la comisaria de Política Regional, Corina Cretu, socialdemócrata rumana y una de las caras amables de la Comisión Juncker, que no descartó la posibilidad de que el Consejo acabe aprobando una posible suspensión de fondos a España y Portugal.

El bloqueo de ayudas a los dos países ibéricos, por su falta de disciplina presupuestaria, fue el tema estrella del inicio de la 14.ª Semana de las Regiones y las Ciudades, que comenzó en Bruselas con la alargada sombra del "Brexit" planeando, escasas dosis de triunfalismo y un total empeño por dar apariencia de "normalidad" en la casa común de un club resquebrajado tras el resultado del referéndum británico.

Los actos organizados por el Comité de las Regiones y la Comisión Europea, en los que participa Asturias, se centran en discutir el futuro de la política regional de la UE a partir del año 2020, con el acento puesto en la mejor manera de ligar los Fondos Estructurales al plan de inversión para Europa lanzado por Jean-Claude Juncker, en el que no entrarán 45 proyectos asturianos candidatos a su financiación, y la adopción de medidas para eliminar los obstáculos a la hora de gestionar las inversiones. Asturias cuenta con 495 millones de euros asignados hasta 2020 de los que el Gobierno de España gestiona el 30%, mientras que los 350,2 millones restantes los distribuye el Principado, que debe destinar obligatoriamente un 27,2% al fondo social europeo.

Más información pág. 32

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine