14 de octubre de 2016
14.10.2016
Lne.es »

Ofrecer dos años de contrato "puede ser poco" para atraer talento emigrante, admite Blanco

El Consejero anuncia que el Principado corregirá la línea de ayudas, que expiró sin ningún resultado, para volver a convocarla en el próximo ejercicio

14.10.2016 | 03:56
Ofrecer dos años de contrato "puede ser poco" para atraer talento emigrante, admite Blanco

"Puede que ofrecer dos años de contrato sea poco, efectivamente". El consejero de Empleo va identificando los posibles errores que llevaron al fracaso del plan de retorno del talento emigrante que el mes pasado agotó su plazo sin un solo investigador expatriado ejerciendo de vuelta en la región. Cuestionado por el fracaso desde la bancada de Podemos en el pleno de la Junta, Francisco Blanco persevera en su intención de "dar una vuelta" al proyecto para repetirlo en una convocatoria corregida que por falta de tiempo ya no llegará en este ejercicio, anunció, sino ya en 2017 -pese a que en días anteriores se habló de fechas más próximas-, y conjetura que tal vez una de sus fallas estuvo en el plazo garantizado de permanencia en el puesto. La línea de ayudas proponía subvencionar a empresas o centros de investigación que incorporasen a trabajadores retornados durante dos años y ahora puede que tal vez, eso sí, en la nueva convocatoria "no podamos mantener la misma intensidad de ayuda durante más tiempo, pero sí rebajarla en caso de una posible prórroga, admitió Blanco.

Su proceso de análisis del fiasco, que coincide con las reflexiones que expertos e investigadores han hecho en las últimas semanas, concluye que también pudo haber fallado otro plazo, se daba un mes para incorporarse al puesto y "puede que haya gente que tiene contratos en vigor" con empresas en los que se penaliza el desestimiento si se anuncia con una antelación tan corta. El caso es que el Principado no desiste, que sigue entendiendo que "la iniciativa tiene interés" y que no ha visto el problema "ni en la dotación económica ni en la falta de compromiso" del Ejecutivo. El plan comprometió en su día 622.500 euros a invertir de aquí a 2018 en dar a las entidades contratantes las facilidades para incorporar a investigadores emigrados.

Francisco Blanco expuso su reflexión después de que el diputado de Podemos Daniel Ripa hiciese expresa la suya, nada complaciente con la política de promoción del talento emprendedor que patrocina el Principado. Hablando del plan de retorno y ampliando el argumento a casi todo el departamento de Blanco y más allá, Ripa reprochó al Consejero que el programa acabó transformado "en una mera operación de marketing sin ambición". El problema no era sólo, abundó, que la dotación del plan diese para un máximo de diez plazas, "como si no hubiese necesidades de más", "también nos parecía que faltaba ambición y convicción", remató. "Nos han copiado la expresión, pero no el desarrollo".

La enmienda del parlamentario se extendió hacia la totalidad del modelo productivo asturiano. Pidió uno "que valore a los jóvenes" y calificó de "triste" que "las leyendas urbanas", identificadas por el célebre sobrenombre que les dio el expresidente Vicente Álvarez Areces, "no confíen en ustedes para volver a Asturias".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine