18 de octubre de 2016
18.10.2016
Lne.es »

La Universidad de Oviedo, la segunda más benévola con los repetidores reiterados

El precio de la cuarta matrícula en Asturias cuesta 58 euros por crédito, la mitad que la tasa media en las universidades de Cataluña y Madrid

18.10.2016 | 01:38

La Universidad de Oviedo se sitúa en mitad de la tabla en el ranking nacional de precios académicos para la primera matrícula, la más habitual, pero se porta especialmente bien con los alumnos que suspenden a la hora de pasarle el "recado" de los recargos.

El precio por crédito académico en la Universidad asturiana ronda los 17 euros de media, por encima de los precios estipulados en ocho comunidades autónomas y por debajo de otras ocho. Pero mientras las diferencias con los distritos universitarios más baratos (Galicia, Andalucía y Cantabria a la cabeza) son escasas, los desfases de precios con las autonomías más caras son importantes.

Una asignatura media en la Universidad de Oviedo se puede estudiar por algo más de cien euros, mientras que el precio medio por crédito académico en Cataluña se sitúa en más de 33 euros (una asignatura de seis créditos sale, por tanto, a casi 200 euros. Y todo eso en primera matrícula. Quien tenga que repetir lo va a notar en el bolsillo.

Son datos del curso académico 2014-15 que acaba de hacer públicos la Conferencia de Rectores de Universidades Españolas (CRUE). En este curso la Universidad de Oviedo volvió a congelar las tasas, por lo que estas estadísticas se mantienen o, en todo caso, favorecen a Asturias ya que no todas las comunidades mantuvieron precios.

Tres veces más

La comunidad más barata para estudiar un grado es Galicia, donde el crédito académico medio no llega a los 12 euros. Muy cerca de las cifras gallegas andan las universidades andaluzas, con 12,6 euros por crédito. En la franja entre los 13 y los 17 euros están, por este orden, Cantabria, Extremadura, Canarias, Murcia, Castilla la Mancha, el País Vasco y Asturias. Por contra, Cataluña y Madrid tienen precios muy por encima de la media.

Cataluña triplica a Galicia en esos precios públicos para la primera matrícula, pero las diferencias se agigantan en matrículas sucesivas a las que se ven abocados los alumnos que no han podido aprobar y tienen que reengancharse. Ahí, la matrícula en Madrid multiplica por cuatro a la gallega. Un alumno madrileño que deba hacer frente a la matrícula de una asignatura por cuarta vez tiene que desembolsar 126 euros por crédito académico. O lo que es lo mismo, unos 750 euros por una asignatura considerada convencional.

Y todo ello, dentro del contexto de las universidades de carácter público, en el que existen determinados límites de tasas.

En Cataluña, al menos, las tasas de matrícula se regulan teniendo en cuenta las rentas personales o familiares del estudiante, con posibilidad de reducción de "pena".

Pensarse el suspenso

En Asturias el precio de primera matrícula es de 17,1 euros por crédito; los de segunda, de 29,4 (la sexta comunidad más barata de España); las tasas para los estudiantes que aborden la materia en tercera matrícula ya suben a 45,3 (las terceras más reducidas del país), y en la cuarta rondan los 58. Una simple operación matemática nos dice que el peaje de la cuarta matrícula multiplica el precio del crédito académico por 3,3.

Una subida que algunos considerarán un subidón, pero que no tiene nada que ver con los precios estratosféricos de otras comunidades. En siete de ellas la cuarta matrícula multiplica por seis o más el precio inicial (Baleares, Cantabria, La Mancha, Extremadura, Murcia, Navarra y La Rioja). En ellas hay que pensarse mucho el suspenso prolongado, so pena de acabar con los ahorros familiares. O acabar con los límites de los reglamentos de permanencia y tener que buscar otros horizontes universitarios.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine