01 de noviembre de 2016
01.11.2016

Asturias recuerda a sus difuntos

El Día de los Difuntos transforma los cementerios de la región en un mar de claveles, la flor preferida de los asturianos

01.11.2016 | 19:40
 
La iglesia de San Pedro se convierte en plató de televisión

La iglesia de San Pedro se convierte en plató de televisión

La misa de Todos los Santos presidida por el Arzobispo de Oviedo, en directo para toda España

 

El Día de Difuntos es una jornada de recuerdo y sentimientos encontrados en los camposantos. Los cementerios de toda la región han lucido hoy en todo su esplendor. Las flores, en especial los claveles, son las encargadas de otrogar una nota de color a una jornada agridulce.

El hispánico clavel sigue siendo el rey del Día de los Difuntos. La flor del amor eterno es desde luego la preferida de los asturianos para embellecer las tumbas de sus seres queridos en la jornada en la que recuerdan a aquellos que abandonaron esta vida, seguida de lejos por la clavelina, los crisantemos -que simbolizan la fidelidad, el optimismo, la alegría y curiosamente una vida larga-, las rosas, que dependiendo de sus colores representan desde el amor hasta la inocencia, pasando por el agradecimiento, las margaritas (que pueden significar desde la inocencia hasta la fidelidad) o los lirios, imagen de la pureza y la virginidad.

Día de Difuntos en San Salvador, Oviedo

Día de Difuntos en el cementerio de Ceares, Gijón

Día de los Difuntos en el cementerio de la Carriona, Avilés

Día de Difuntos en el cementerio de Pando, Langreo

Día de Difuntos en el cementerio de Mieres

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine