24 de noviembre de 2016
24.11.2016

Suspenso en innovación: Asturias a la cola del país en I+D

El Principado destina 158,6 millones a I+D, un 7,6% menos que hace un año y es la tercera región que pierde más investigadores

24.11.2016 | 18:55

Asturias destinó el año pasado 158,6 millones de euros a Investigación y Desarrollo (I+D), el 7,6 % menos que un año antes. Se trata del mayor retroceso de todas las comunidades autónomas, frente a la subida media nacional del 2,7%, según los datos difundidos por el Instituto Nacional de Estadística (INE). Las cifras indican que el Principado es la quinta región con menor gasto en I+D en relación a su producto interior bruto (PIB), con el 0,73%.

El personal dedicado a este tipo de actividad se redujo en Asturias el 3,7%, el tercer mayor descenso entre las comunidades autónomas, hasta 2.999,4 personas en equivalencia a jornada completa.

En el conjunto de España, el gasto en I+D fue de 13.172 millones de euros en 2015 (el 2,7% más que un año antes), lo que representa el 1,22% del PIB, frente al 1,24% del año 2014, según el IINE.

Las empresas llevaron a cabo la mayor parte de ese gasto, con un 52,5% (el 0,64% del PIB), seguidas de la Enseñanza Superior, con el 28,1% del gasto total (el 0,34% del PIB), y de la Administración Pública, con el 19,1% del gasto (0,23% del PIB). El 0,2% restante correspondió al sector Instituciones Privadas Sin Fines de Lucro (IPSFL).

Los tres principales sectores de ejecución redujeron su gasto en actividades de I+D en 2015 respecto al año anterior.
Así, en la Administración Pública el aumento fue del 4,6%, en la Enseñanza Superior del 2,7% y en las empresas del 2%.

Según los datos del INE, la I+D interna fue financiada principalmente por las empresas (el 45,8%) y la Administración Pública (40,9%), seguida de los fondos procedentes del extranjero (8%), de la Enseñanza (4,3%) y de las Instituciones Privadas Sin Fines de Lucro (0,9%).

Por sectores de ejecución, el INE precisa que el gasto en I+D en el sector público (administración y enseñanza) fue financiado por la Administración Pública (82,3% y 71,8%, respectivamente), mientras que el gasto en las empresas salió del propio sector (81,9%).

En 2015, la I+D contaba con 200.865,8 empleados a jornada completa, el 11,2 por mil de la población ocupada, de los cuales, 122.437 eran investigadores (el 6,9 por mil de los ocupados). El 40,5 % del personal en I+D a jornada completa eran mujeres.

Los porcentajes más elevados de participación femenina se dieron en las Instituciones Privadas Sin Fines de Lucro (52,2%) y en la Administración Pública (51,1%), seguidos de la Enseñanza Superior (45,5%), y las empresas (31,4%).

Las comunidades autónomas en las que más creció el gasto en I+D fueron Cataluña (5,8%), Castilla-La Mancha (5,2%) y Comunidad de Madrid (5,1%). Por el contrario, las mayores caídas en la inversión en I+D se registraron el Principado de Asturias (-7,6%), Comunidad Foral de Navarra (4,5%) y País Vasco (2,8%).

Las comunidades autónomas con mayor porcentaje de gasto en actividades de I+D sobre el PIB en 2015 fueron País Vasco (1,93%del PIB), Comunidad de Madrid (1,7%), Comunidad Foral de Navarra (1,64%) y Cataluña (1,52%). Estas cuatro comunidades fueron además las únicas con cifras de intensidad en gasto en I+D superiores a la media nacional.

Por el contrario, las comunidades que registraron menor porcentaje de gasto en I+D sobre su PIB fueron Illes Balears (0,32% del PIB), Canarias (0,48%) y Castilla-La Mancha (0,54%).

Por sectores, el INE precisa que las empresas del sector Servicios concentraron prácticamente la mitad del gasto en I+D (el 49,8%), seguida de la Industria (47,9%). Por ramas de actividad, destacaron Servicios de I+D (22,3% del total del gasto) y Programación, consultoría y otras actividades informáticas, con un 8,4%.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine