01 de diciembre de 2016
01.12.2016

Cinco profesores denunciaron agresiones físicas durante el pasado curso en Asturias

El informe del Defensor del Profesor, de ANPE, contabiliza 28 docentes víctimas de situaciones de conflicto y acoso, ocho menos que en el ejercicio anterior

01.12.2016 | 12:58

El servicio del Defensor del Profesor del sindicato ANPE recogió y tramitó cinco agresiones físicas a profesores a lo largo del pasado curso escolar. Cuatro de las agresiones fueron perpetradas por alumnos, y una de ellas por un integrante familiar de un alumno. Un total de 28 profesores -tanto de la red pública como de la concertada y la privada- acudieron a este servicio durante el curso 2015-16 para denunciar haber sido víctimas de de circunstancias que condicionaron negativamente su trabajo, desde faltas de respeto del alumnado a insultos y amenazas por parte de sus compañeros docentes.

Los 28 casos registrados el pasado curso son ocho menos que en el curso anterior, y el 39% se registró en etapas de Secundaria. La indisciplina en las aulas, las falsas acusaciones y las conductas agresivas son algunos de los motivos más frecuentes de denuncia. El presidente de ANPE, Gumersindo Rodríguez reconoció que el nivel de convivencia en el sistema educativo asturiano es mejor que el de otras comunidades, pero animó a no bajar la guardia: "Un solo caso es mucho, en esto también tolerancia cero".

Rodríguez se refirió a la llamada por la insumisión de deberes escolares llevaba a cabo por una federación de padres de alumnos. "Con una Administración educativa como la nuestra que a la hora de elegir entre padres y profesores siempre apuesta por los padres, es toda una novedad que un consejero se ponga en este tema de parte del profesorado y con total claridad se posicionó en contra de una intromisión ilegítima que no podemos permitir".

El 57% de los profesores afectados que denunciaron alguna situación conflictiva asegura que no se sintió apoyado por el equipo directivo de su centro. Solo el 7% tiene de los casos requirieron apoyo de la inspección educativa, según los datos del informe presentado. En tres casos el conflicto derivó en baja laboral. Un diez por ciento de los casos estudiados acabó en manos de la asesoría jurídica del sindicato.

Gumersindo Rodríguez insistió un año más en la necesidad de que la Consejería de Educación publique un protocolo de actuación "porque cuando surge un problema nadie sabe lo que tiene que hacer". El presidente de ANPE asume que los profesores trabajan rodeados de conflictos que se solucionan "y solo los casos que se corrompen son los que llegan hasta nosotros".

Además del 39% de los casos que se dieron en Secundaria, otro 27% se produjo con maestros de Primaria como víctimas. Se dieron asimismo cinco casos en Conservatorios y uno en enseñanzas artísticas, además de dos casos en la FP y otros dos en Educación Infantil, en este último apartado por actuaciones de familias de alumnos.

Los casos de acoso al profesorado a través de nuevas tecnologías se han reducido por un mayor control de los móviles en los colegios. "Una medida tan simple como poner límites al uso de los móviles propició la caida en cascada de esas estadísticas", explicó Gumersindo Rodríguez, quien presentó el informe en la sede de ANPE junto a la responsable del Servicio de Defensor del Profesor, Montserrat Fernández.

ANPE alerta sobre pautas nocivas de comportamiento detectadas en clase con enorme frecuencia. "Alumnos que llegan groogy a clase por las mañanas porque se han pasado hasta las tantas sin dormir, o escolares que llegan sin desayunar y a media mañana se desfondan".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine