La dirección de la FSA tacha de "invento de los críticos" la depuración del censo

La gestora confía en sacar adelante con holgura, si al final hay votación, su calendario para hacer las primarias en mayo y el congreso en junio

14.01.2017 | 03:52

La depuración del censo de afiliados "es un invento de los críticos", según fuentes de la dirección de la Federación Socialista Asturiana, que rechazó ayer de forma categórica la acusación formulada en la asamblea organizada el pasado jueves en la Casa del Pueblo de Gijón por la plataforma asturiana que pide la convocatoria urgente de las primarias y el congreso federal del PSOE.

Las posiciones entre el sector oficial, que respalda el calendario de la gestora que preside Javier Fernández, y los críticos, están encontradas ante el comité federal que se celebra hoy en Ferraz. La gestora es partidaria de celebrar las primarias para elegir al próximo secretario general del PSOE en la segunda quincena de mayo y el congreso federal a mediados de junio. Los críticos, en cambio, quieren adelantar el proceso interno con el argumento de que Mariano Rajoy podría convocar elecciones generales en mayo si el Congreso no aprueba los Presupuestos del Estado. En la gestora hay confianza en sacar adelante con holgura y menos tensión que en comités federales precedentes, su calendario político, si al final hay votación.

En la dirección de la FSA han sentado muy mal las acusaciones de militantes del sector crítico acerca de que la gestora de Javier Fernández tiene interés en aplazar las primarias para depurar el censo. "No hay argumentos sólidos y necesitan inventar. Eso es peligroso", declararon fuentes de la ejecutiva regional a LA NUEVA ESPAÑA. "Esa depuración del censo para adulterar el congreso de la que hablan los críticos es imposible porque desde hace bastantes años a cada afiliado se le pasan las cuotas por el banco. Para tramitar la baja de un militante tienen que haber sido devueltos dos recibos", añadieron las mismas fuentes. El PSOE pasa al cobro sus cuotas dos veces al año y para tener derecho de participación en los procesos internos hay que estar al corriente con las cuotas. Desde los tiempos de José Blanco como secretario de organización, el PSOE reguló sus cobros por recibo bancario. Para ser dado de baja tienen que haber sido devueltos los recibos correspondientes a dos semestres. "Entrar en esas acusaciones y cosas raras, con tono desafiante, revela que están nerviosos", esgrimieron en la FSA.

Mientras el PSOE despeja las incertidumbres sobre su cronograma, el "comité de sabios", del que forman parte la exministra Matilde Fernández y la pensadora Amelia Valcárcel, prosigue con sus trabajos para repensar el proyecto socialista en momentos de zozobra sin precedentes. Matilde Fernández, ministra de Asuntos Sociales con Felipe González, ha sido requerida para por Ferraz dar su opinión sobre la reconstrucción del partido. Lejos queda el 35.º congreso, en el que fue candidata a la secretaria general que acabó llevándose José Luis Rodríguez Zapatero por el cambio de voto de los compromisarios del sindicato minero SOMA, que retiraron su apoyo a la exministra y decidieron el triunfo del leonés por un puñado de votos sobre José Bono .

Más información en la página 32

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído
Enlaces recomendados: Premios Cine