10 de marzo de 2017
10.03.2017

"Me dijo que le metía el dedo en el 'cucu'", asegura la abuela juzgada por denunciar en falso a su yerno por abusos a su nieta

La mujer, vecina de Nava, niega haber presionado a la pequeña, aunque el psicólogo forense dice la denuncia era inverosímil

10.03.2017 | 17:10
La naveta juzgada, junto a su hija, tras el juicio.

"La niña me dijo que su padre le quitaba el pijama, se ponía encima de ella y le metía el dedo en el 'cucu'. También que tenía el calzoncillo mojado", ha asegurado esta mañana en el Juzgado de lo penal número 1 de Oviedo la abuela juzgada de acusar en falso a su yerno de abusar de su nieta, que tenía seis años y medio cuando se denunciaron los hechos, en 2014. La mujer, vecina de Nava, aunque denunció en Piloña, no convenció de su inocencia al ministerio fiscal, que ha mantenido para ella una pena de año y medio de prisión.

El psicólogo forense mantuvo que la denuncia presentada contra el padre de la pequeña era absolutamente instrumental y no era en absoluto verosímil. En la entrevista que hizo a la pequeña observó un lenguaje propio de adultos, y una versión clavada a la dada por la abuela. Además, no vio a la niña marcada por un hecho tan grave como unos abusos sexuales. El hecho que le convenció de que estaba ante una gran mentira fue que la niña, al salir de la entrevista, le preguntó a su abuela si le iba a dar ya "el regalo", a lo que la mujer respondió ignorándola. Para el psicólogo, está claro que la abuela influyó en la pequeña.

El padre de la niña, que solicita 60.000 euros de indemnización por daños morales, ha asegurado en el juicio que su exmujer y su exsuegra le amenazaron con denunciarle si no "llegaba a un acuerdo", que era pagar unos libros y unos zapatos para la niña, así como retirar una petición para obtener la custodia de la pequeña. "Nunca le hice eso a la niña", dijo el hombre, vecino de Bimenes.

La madre de la pequeña, que es sordomuda, declaró la ayuda de una inérprete del lenguaje de signos. La mujer aseguró que la niña le tiene miedo a su padre y que le llegó a confesra los abusos, algo que contrasta con su declaración inicial ante el Juzgado de Piloña, en el que dijo no saber nada del asunto. Y es que, según la versión que se denunció, los abusos se habrían producido cuando la mujer se encontraba en casa y se levantaba de la cama para preparar el desayuno, algo que el ministerio público considera inverosímil.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine