10 de marzo de 2017
10.03.2017
#CierraUnicef, el nuevo objetivo contra la pobreza

Las donaciones permiten a Unicef mantener los ingresos en Asturias

La organización, con 10.200 socios en la región, apela a la solidaridad en su nueva campaña de captación de fondos

10.03.2017 | 03:38
María José Platero y Pablo Suárez, en la presentación de la nueva campaña de Unicef, ayer en Oviedo.

Las donaciones de particulares han permitido a Unicef en Asturias mantener el volumen de ingresos durante los años de crisis económica, pese a los recortes de subvenciones de las administraciones públicas y también de ayudas de las empresas privadas. La organización cuenta en la región con 10.200 socios donantes, que aportan unas cuotas medias de 160 euros al año. A esa cuantía se suman las pequeñas cantidades de otros particulares que colaboran a lo largo del año y en especial durante las campañas específicas que impulsa la organización.

#CierraUnicef es la nueva iniciativa para captar recursos. La presidenta del comité de Unicef en Asturias, María José Platero, y el coordinador de la entidad en el Principado, Pablo Suárez, volvieron a apelar a la solidaridad de los asturianos, por mínimas que puedan ser las aportaciones. "Se puede hacer mucho con muchos pocos", aseguró Platero. Suárez, por su parte, puso un ejemplo. "Con 1,30 euros que cuesta un mensaje de texto se cubre el tratamiento contra la desnutrición de un niño".

Un sueño

El objetivo de la campaña, que arrancó ayer y se prolongará durante todo el año, sería cumplir el sueño de que "un día el trabajo de Unicef no sea necesario", aseguraron los máximos responsables en el Principado. Lograr "ese sueño" significaría que "se ha logrado que en todo el mundo se cumplan los derechos de los niños".

Dicho de otra manera, que "se acabó con la mortalidad infantil; el día que todos los niños tengan acceso a una educación y sanidad dignas, el día que todos ellos estén protegidos frente a los abusos y la explotación, el día que estén garantizados sus derechos en cualquier rincón del mundo, ese día Unicef cerrará, porque nuestra labor ya no será necesaria y el mundo será un mundo mejor".

Sánchez explicó que "cerrar" Unicef costaría más de 378.500 millones de dólares, de los que 30.000 se destinarían a atajar la mortalidad infantil, 340.000 a escolarizar a todos los niños y 8.500 millones de dólares a ayudar a los menores que sufren conflictos bélicos como el de Siria.

Las aportaciones se pueden hacer a través de la web www.cierraunicef.es, o en el teléfono 900 907 133.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine