10 de marzo de 2017
10.03.2017
Se levanta la sesión | La crónica de la Junta General del Principado

"El lobo empieza a ocupar territorios donde no debe estar"

Desarrollo Rural quiere mejorar la coordinación con Castilla y León y asegura que los daños de esta especie han bajado entre 2012 y 2016

10.03.2017 | 03:38
"El lobo empieza a ocupar territorios donde no debe estar"

El lobo tiene relato propio en el debate político asturiano. Las fotografías del cuerpo inerte de uno, colgando de una señal en una carretera de Teverga, o de otros dos, en un aparcamiento de Arriondas, causan mayor impacto en la opinión pública que la más concurrida de las protestas ganaderas, el sector más afectado por los daños de una especie que se han convertido en la asignatura pendiente de la agenda del Gobierno socialista.

Es un problema complejo, admitió ayer la consejera de Desarrollo Rural, María Jesús Álvarez, en su respuesta a una interpelación formulada por la diputada de IU, María Josefa Miranda, quien arrancó su intervención denunciando que la exhibición pública de lobos muertos "es una muestra de odio" que nada tiene que ver con el control de una especie que "pone en riesgo al sector ganadero y al medio rural". Miranda afirmó desde el hemiciclo que "hay una falta de equilibrio entre la presencia del lobo y el ganado" por lo que reclamó medidas correctoras, como la necesidad de un censo, la elaboración de un reglamento de daños y la revisión del Plan del Lobo. Miranda no dudó en contextualizar esas carencias dentro de la "mala gestión" del departamento de Medio Rural.

La Consejera dejó para el segundo de sus turnos las conclusiones más llamativas de una intervención, en la que empezó cargando contra la aparición de lobos muertos en espacios públicos. "Es deplorable. No puede haber la más mínima tolerancia. Es un comportamiento absolutamente bárbaro, no sirve para nada y ofrece una imagen tremenda de nuestra comunidad que afecta a nuestras producciones primarias", advirtió María Jesús Álvarez.

Con datos en la mano, afirmó que en Asturias están censadas actualmente 39 manadas o grupos familiares de lobos. "La especie no sufre una regresión", precisó la titular de Desarrollo Rural que no obstante reconoció un problema a la vista: "el lobo está empezando a ocupar territorios donde no estaba y donde no debe estar". En esta misma línea argumental, María Jesús Álvarez admitió la conveniencia de "avanzar" en la coordinación con la comunidad vecina de Castilla y León, que los lobos no entienden de límites administrativos. "Estamos demasiado cerca para que el aumento del lobo allí no afecte a Asturias", alertó la Consejera, quien subrayó que León es la provincia "que tiene más ejemplares, donde más crece la especie y donde el conflicto social se ha acentuado más" y todo ello, matizó, pese a que en la comunidad vecina el lobo está catalogado como una especie cinegética; es decir puede ser cazado, a diferencia de Asturias, donde el control de la población del lobo está en manos de la guardería.

María Jesús Álvarez también tiró de datos para afirmar que los daños del lobo sobre la cabaña ganadera han retrocedido en el lustro que lleva al frente de Desarrollo Rural, entre 2012 y 2016 un descenso que también se ha reflejado en el coste de las indemnizaciones. "Los expedientes del lobo descendieron en un 21 por ciento y los pagos en un 28 por ciento", afirmó María Jesús Álvarez, quien añadió que el Principado en la actualidad "está al día en el pago de los daños" a la cabaña ganadera tras reconocer los retrasos de ejercicios anteriores "porque la partida no era suficiente y los atascos nos obligaban a no pagar en el plazo previsto m(...) Este año hay una presupuesto de 1,8 millones y espero que no haya retrasos de pago".

Álvarez confirmó que el nuevo programa de gestión del lobo estará listo en este mes de marzo es respuesta a la diputada de IU, Miranda, a la que agradeció "el tono de su interpelación".

La Consejera debía de ignorar que a esa hora, más de las dos de la tarde, la coalición había registrado una iniciativa parlamentaria en la que pedía su reprobación al estar en desacuerdo con la solución dada a 17 los veterinarios del saneamiento ganadero, despedidos tras el conflicto en Tragsa. IU considera insuficientes las 10 plazas convocadas ahora a través de la empresa pública Serpa para esa especialidad. "Es una tomadura de pelo", cuestionó Josefa Miranda mientras que el diputado socialista Marcelino Marcos Líndez afirmó que el Gobierno tiene previsto contratar otros 10 veterinarios más por oferta pública de empleo a la que podrán optar los despedidos. Fuentes de IU calificaron de "monumental" su "hartazgo" con la gestión del Gobierno socialista aunque abrieron la puerta a un entendimiento. "La reprobación está registrada pero siempre hay tiempo para la negociación", aseguraron a este periódico las mismas fuentes.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine