22 de abril de 2017
22.04.2017

El lenense que pilotó el primer AVE

Alfredo Durán, maquinista del tren inaugural Madrid-Sevilla, espera que la alta velocidad llegue a Asturias "más pronto que tarde"

22.04.2017 | 13:28

El primer servicio comercial español de AVE cubrió la entonces flamante línea Madrid-Sevilla hace justo 25 años, el 21 de abril de 1992, y a sus mandos iba un maquinista lenense de 31 años de edad, Alfredo Durán. Ayer se celebraron en la capital hispalense los actos de celebración de la efeméride y este ferroviario asturiano, que hoy está al frente del área de negocios de Renfe en el sur de España, no podía esconder su satisfacción tanto por haber llevado sin incidente alguno aquel pionero e histórico convoy, como por el espectacular desarrollo que ha experimentado la alta velocidad española en el cuarto de siglo transcurrido.

"Aquel día éramos muy conscientes de que estábamos entrando en una nueva época para el tren y las comunicaciones en España, pero quizás no fuimos del todo conscientes de lo que significaba", subrayó ayer Durán en declaraciones telefónicas a LA NUEVA ESPAÑA. Este lenense afincado en Madrid, pero que viene a Asturias con regularidad para descansar en la casa familiar de Congostinas, en plena ruta ferroviaria de Pajares, entró en Renfe en 1979 siguiendo la tradición familiar. Por la rampa del puerto llevó más de un tren de mercancías y también se puso a los mandos de otros históricos como el expreso Costa Verde entre Asturias y Madrid, antes de ser seleccionado en 1991 para pilotar una flota de AVE a punto de estrenar. "Pasé todas las pruebas y, al final, me eligieron para el viaje inaugural", comenta Durán.

Aquel primer AVE que pilotó el asturiano "no tenía nada que ver con los trenes que había manejado antes; era como llevar un ordenador". Sin embargo, recuerda que en el servicio inaugural no sintió "ni nervios ni una presión especial, porque habíamos realizado ya un montón de pruebas". Sí que le invadió una "mezcla de orgullo y entusiasmo", sobre todo al llegar a Sevilla.

El hoy alto ejecutivo de Renfe es asiduo usuario de una línea ferroviaria entre Asturias y Madrid que "ha mejorado mucho" desde aquellos lejanos tiempos en los que se situaba a los mandos del expreso a la capital. "Ahora se tardan solo cuatro horas y eso por la carretera solo se logra arriesgando el carnet de conducir", asegura Durán, que espera la apertura de la Variante "lo antes posible" y tampoco pierde la esperanza de que el AVE que él mismo estrenó llegue a su tierra: "Lo hará más pronto que tarde".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine