19 de mayo de 2017
19.05.2017
Un suceso que conmociona a la región

Una infección general por neumococo, causa de la muerte de la niña avilesina

Los análisis descartan que la pequeña de 2 años tuviera meningitis "Los procesos muy agresivos son imparables", dicen los expertos

19.05.2017 | 23:15

La causa más probable de la muerte de la niña de 2 años C. O. M. es una infección generalizada originada por la bacteria del neumococo, una enfermedad que en Asturias provoca, como promedio, menos de un fallecimiento anual, y generalmente de un adulto. O sea, que no fue una meningitis lo que acabó con la vida de la pequeña, que ayer fue despedida con un funeral en Avilés en medio de una desolación sin límites.

"La Consejería de Sanidad espera los resultados de la necropsia del cadáver para conocer la causa última de la muerte de la pequeña", señala un comunicado difundido al mediodía de ayer por el Gobierno regional. Entre tanto, el ovetense de trece años ingresado en el HUCA por "un cuadro compatible con una sepsis meningocócica" permanece estable. Ayer mismo fue trasladado a planta después de unos días en la uci pediátrica del centro sanitario.

"Que alguien esté infectado por el neumococo no significa que se haya muerto por una neumonía. El neumococo puede afectar a diversos órganos o incluso producir una infección generalizada, una sepsis", explicó a este periódico Francisco Álvarez, pediatra del centro de salud de Lugo de Llanera y secretario del comité asesor de vacunas de la Asociación Española de Pediatría (AEP). "Se puede suponer que lo que ha sufrido esta niña es el cuadro más grave, una sepsis. Hay procesos de este tipo que es imposible resolver aunque se cuente con la mejor tecnología, como es la del HUCA. Otras veces es posible atajarlas, pero pueden quedar secuelas", agregó el pediatra.

Corsino Rey, jefe de la uci pediátrica del HUCA, señaló que tanto el meningococo como el neumococo son gérmenes capaces de producir infecciones generalizadas. "La palabra meningitis asusta mucho a la gente, pero las sepsis son probablemente más graves. Y lo que hace más grave a la sepsis es la respuesta del organismo a la presencia de la bacteria. El organismo pone en marcha unos mecanismos de defensa, y en ocasiones esa respuesta inflamatoria es tan exagerada que acaba atacando al propio organismo", precisó el doctor Rey. Habitualmente, el neumococo produce cuadros más graves, pero ambas bacterias pueden ser muy agresivas y desencadenar un fallo multiorgánico que finalmente produzca la muerte.

Los decesos en Asturias por sepsis de esta naturaleza son muy pocos, quizá una o dos. Las vacunas son eficaces y protegen, pero hay enfermedades que nunca son prevenibles al cien por ciento. "En los niños, el neumococo se presenta a veces de forma muy agresiva. Es mucho más difícil controlar una infección por neumococo que por meningococo. Pero la infección por neumococo es mucho menos contagiosa, ni siquiera se da un tratamiento preventivo a las personas con las que han tenido contacto", subrayó Ismael Huerta, jefe del servicio de Vigilancia Epidemiológica de la Consejería de Sanidad.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine