23 de mayo de 2017
23.05.2017

EE UU forma en Oviedo a diez informáticos para suplir su déficit de investigadores

"La mayoría se van a la empresa por los sueldos; tenemos que animarlos a realizar doctorados", afirma Miguel Labrador, profesor en Florida

23.05.2017 | 04:00
Foto de familia de los participantes estadounidenses en el campus científico y de las autoridades, ayer, ante la Escuela de Informática de Oviedo.

La falta de informáticos que realicen carrera académica amenaza al sector en Estados Unidos, que ya ha comenzado a "pescar" recursos humanos en el mercado europeo. Ayer mismo, en el inicio del campus de la Fundación Americana de Ciencia (NSC), que se desarrollará durante las próximas diez semanas en la Escuela de Informática de Oviedo, el profesor de la Universidad de South Florida, Miguel Labrador, detalló que en EE UU no son capaces de abarcar las necesidades tanto de investigadores en la Universidad como de profesionales en la industria. "Hay un déficit tremendo", detalló el docente, asentado en la universidad estadounidense desde hace dieciséis años.

Labrador viajó a Asturias con diez estudiantes norteamericanos que durante las próximas semanas interaccionarán con seis españoles que participan de la misma iniciativa de la NSC. Los alumnos, una mayoría de ellos en la recta final de los estudios de grado, realizarán sus primeros proyectos de investigación en Asturias. "Este programa es una combinación de todas esas cosas que necesitamos: les da la oportunidad a los muchachos de entender qué es la investigación y cómo se hace en el área de Informática", continúa el profesor de la Universidad de South Florida. La intención de los responsables de la Fundación Americana de Ciencia es "enamorar y motivar a los chavales para que sigan estudiando una vez finalizado el grado y que hagan maestrías y doctorados porque, a la larga, la investigación es la que trae todo lo demás", sostiene Labrador.

La relación entre la institución americana y la Escuela de Informática de Oviedo viene de largo, con intercambios y estancias de investigación de profesores de uno y otro lado del charco desde hace seis años. "La investigación en Estados Unidos se hace básicamente en dos lugares: en las universidades y en la industria, donde se realiza una investigación más aplicada", detalla Labrador. El problema es que las empresas se están llevando a todos los graduados para ocupar muy buenas posiciones con muy buenas remuneraciones. Y la Universidad se queda sin la materia prima para hacer ciencia: los investigadores. Por eso, han tendido los brazos a Europa. "Un porcentaje muy alto de los estudiantes que tenemos allí son extranjeros, básicamente porque van al trabajo inmediatamente después de finalizar sus estudios, donde consiguen muy buenos salarios. "Ninguno se queda a hacer carrera académica", sostienen los responsables de la NSC. "Las oportunidades de trabajo y los buenos sueldos en Informática son excelentes", apunta Miguel Labrador, quien detalla que una gran cantidad de estudiantes optan por desplazarse a EE UU para realizar estos estudios. "Recibimos un gran número de alumnos. El problema es que hacen la carrera y se van a la industria. Son muy pocos los interesados en investigar y en hacer doctorados, lo cual es extremadamente importante", agrega el profesor de la Universidad de South Florida.

Los participantes en el campus internacional que se inauguró ayer en la Escuela de Informática de Oviedo recibirán nociones básicas del profesorado asturiano para la realización de proyectos breves de investigación donde se aplica la tecnología para resolver, entre otros problemas, cuestiones de salud, transporte, envejecimiento y energías renovables. "Es una oportunidad también para el crecimiento personal", detalló la directora de Universidades, Cristina Valdés, sobre la gran cantidad de habilidades que ofrece a los alumnos del campus una estancia durante diez semanas en una universidad distinta a la suya. El vicerrector de Extensión Universitaria, Francisco José Borge destacó que la iniciativa de la Fundación Americana de Ciencia y la Universidad de Oviedo -coordinada por el profesor Daniel Fernández Lavín- permite ampliar conocimientos pero también cumplir los sueños de los estudiantes.

Entre tanto, desde las universidades americanas se mantienen a la expectativa acerca de la nueva administración Trump: "Hay mucha incertidumbre y mucha expectativa. De todas formas no creo que vaya a haber mayor impacto. En lo que a nosotros se refiere, el último presupuesto que se está discutiendo en el estado de Florida, los fondos disponibles tienden al alza", detalló Miguel Labrador.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine