19 de junio de 2017
19.06.2017
La ola de calor que azota el Principado

El termómetro marca récords en Asturias: 36º, la temperatura más alta del siglo en junio

La máxima del Principado se registró a las cinco de la tarde en San Antolín de Ibias, pero buena parte de la región alcanzó los 30 grados

19.06.2017 | 13:41
El termómetro marca récords en Asturias: 36º, la temperatura más alta del siglo en junio

Las temperaturas más altas de un mes de junio en lo que va de siglo en Asturias y unas de las más altas en la serie histórica de control meteorológico. Gran parte de la región superó ayer los 30 grados y el récord se lo llevó un día más San Antolín de Ibias, localidad que "rompió" los termómetros: 36 grados a las cinco de la tarde. Lo nunca visto en una primavera asturiana.

Asturias había superado los 36 grados en el mes de junio de 1998, concretamente el día 16. En aquella jornada incluso Gijón, a pie de cantábrico, llegó a los 36,4. Desde entonces no se había vivido un día tan caluroso como el de ayer, aunque de nuevo ha habido diferencias notables de temperatura entre las localidades costeras y las del interior. Tras los 36 grados de San Antolín de Ibias, Soto de la Barca (Tineo), Cabrales, Aller, Mieres y Degaña superaron los 32. Y Pola de Lena los rozó. En la costa, el termómetro más significativo fue el de Gijón, con 28,8 grados.

Agua fría

El calor y el día festivo llenaron las playas. Todas las asturianas mantuvieron a lo largo del día las banderas verde y amarilla, con una temperatura del agua en torno a los 18 grados. Fría, pero el ambiente animaba al baño.

Por la tarde noche la operación retorno provocó tráfico más lento en las principales carreteras asturianas. Fue la primera vuelta a casa un tanto conflictiva en lo que va de año, aunque todavía no haya llegado el verano.

Emergencias Asturias insiste en extremar cuidado con las quemas en ambientes calurosos y ventosos como los que, nuevamente, se prevén para hoy. Las lluvias de los primeros días del mes acabaron con la "seca" que provocó semanas atrás la ola de incendios. Los terrenos están ahora más húmedos pero el riesgo existe.

Adiós al Nordeste

La Agencia Estatal de Meteorología (AEMET) pronostica para hoy en Asturias cielos poco nubosos o despejados, aumentando la nubosidad media y alta y de evolución diurna, con chubascos y tormentas dispersas, menos probables e intensos cuanto más hacia el norte, sin esperarlos en el litoral. Temperaturas mínimas sin cambios o con ascensos e ligeros; máximas en ascenso en el litoral, en descenso en la Cordillera y sin cambios en el resto. Viento flojo variable tendiendo a oeste y noroeste en el litoral.

O sea, otra jornada de calor y cielos despejados. Pero cambia el viento: se nos acaban los nordestes. El viento fue ayer más moderado que en la jornada anterior en Asturias lo que influyó para que las temperaturas fueran todavía mayores. La racha máxima se registró en el puerto de Pajares, con 56 kilómetros por hora.

La temperatura mínima del día en el Principado se acercó a los trece grados en Pola de Somiedo. es alta pero por lo menos en Asturias se puede dormir.

El antecedente más cercano, el "calorón" de julio del pasado año, con récord térmico


La ola de calor que sufre estos días la región tiene un antecedente once meses atrás. En julio del pasado año Asturias se convirtió durante un par de días en una caldera, pero ya con el calendario veraniego. El 18 de julio se produjo el récord histórico de temperatura en la región, esos asombrosos 38,4 grados en Mieres. Aquel día Oviedo rondó los 37 y Pola de Lena dejó el termómetro en 38 de máxima.

Para los amantes de las estadísticas, la temperatura récord en España desde el año 1900 se registró un día de julio de 1994 en la provincia de Murcia: 47,2. Anteriores a 1900 hay mediciones más altas (incluso unos 49,8 grados registrados en Sevilla) que no se contabilizan a efectos oficiales al existir dudas ciertas de la precisión de los controles.

Al otro lado de la cordillera la referencia de ayer volvió a ser Villablino, localidad que vivió una jornada tórrida, con máxima de 37,1 grados.

Mañana, martes, las temperaturas van a seguir subiendo en Asturias según los pronósticos. Subirán las mínimas y ligeramente las máximas. Otra jornada de abanicos y aire acondicionado.

Pasado mañana subirán las temperaturas en las zonas de cordillera y bajarán en el resto del mapa astur. El brusco descenso de los termómetros llegará el jueves, con aumento de la nubosidad.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído
Enlaces recomendados: Premios Cine