01 de julio de 2017
01.07.2017

El Principado renuncia a enemistarse con los alcaldes para fusionar áreas sanitarias

Del Busto excluye los cambios del mapa sanitario en la ley de Salud que prepara su departamento IU: "La Consejería es sinónimo de parálisis"

01.07.2017 | 03:58
El Principado renuncia a enemistarse con los alcaldes para fusionar áreas sanitarias

Habrá que esperar unos años más. La Consejería de Sanidad del Principado anunció ayer que renuncia de nuevo a modificar el mapa sanitario de Asturias. Pese a que los sucesivos consejeros del ramo llevaban años proclamando la necesidad de reducir la actual distribución de la región en ocho áreas de salud -que data de 1984-, con el objetivo de simplificar la burocracia y rentabilizar los recursos, Francisco del Busto ha decidido no incluir esta medida en el anteproyecto de ley de Salud del Principado de Asturias. ¿Por qué? Según sus propias palabras, "para evitar fricciones y posicionamientos políticos que podrían impedir un objetivo mucho más amplio y más importante para la ciudadanía", como es, a su juicio, la aplicación de la citada norma, que en los próximos meses comenzará su tramitación.

Del Busto había manifestado al inicio de su mandato su voluntad de diseñar un mapa con "tres o cuatro" áreas sanitarias. Su argumento era que "las ocho áreas, con la actual situación demográfica y de isocronas del Principado, me parecen excesivas". Sin embargo, ha cambiado de opinión acerca de una cuestión llamada a levantar ampollas entre los alcaldes y los grupos políticos municipales de toda Asturias. Este cambio fue recibido con disgusto por Izquierda Unida: "La Consejería es sinónimo de parálisis y renuncia. Nada en reorientación de la sanidad a primaria o a crónicos; nada en reorganización del sistema", subrayó el diputado autonómico de la coalición, Gaspar Llamazares.

El anterior consejero de Sanidad, Faustino Blanco, se había posicionado en su día en unos términos muy similares a los iniciales de Del Busto. Blanco apostaba entonces por cuatro zonas. Cada una de las tres grandes (las de Oviedo, Gijón y Avilés) serían fusionadas con una de las pequeñas, mientras que la cuarta surgiría de unir las dos áreas de las cuencas mineras (Nalón y Caudal), aspecto este último que parece haberse convertido en el gato al que nadie se atreve a poner un cascabel. El actual mapa sanitario consta de ocho áreas cuyas cabeceras están emplazadas, por este orden, en Jarrio, Cangas del Narcea, Avilés, Oviedo, Gijón, Arriondas, Mieres y Riaño.

El titular de Sanidad presentó ayer el citado anteproyecto de Ley de Salud a la Federación Asturiana de Concejos de Asturias (FACC).

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine