09 de agosto de 2017
09.08.2017

El invierno veranea en Asturias

El Principado es la segunda región más fría de España y sus temperaturas se aproximan a las del Báltico Hoy los termómetros seguirán bajando

09.08.2017 | 14:45

Es agosto, pero bien podría ser noviembre: playas desiertas, paraguas en mano y chaquetas abrochadas hasta arriba. Asturias fue ayer la segunda comunidad -después del País Vasco- más fría de España y una de las más gélidas de Europa. En pleno verano, los termómetros no superaron los 22,2 grados, que fue la máxima registrada en Castropol a las tres y media de la tarde. La mínima, según la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), fue de 4,7 grados en el puerto de Leitariegos, también la más baja del país junto a Tama (Cantabria). Son cifras que acercan el Principado más al Báltico que al Mediterráneo. Noruega, Suecia y Finlandia registran estos días temperaturas similares a las de Asturias, donde hoy seguirá cayendo el mercurio. Llegó el otoño.

El causante de esta inestabilidad es una masa de aire frío, que, como siempre, afecta más a la región que a otros puntos de la Península. Aunque ayer no fue un día especialmente desapacible, sí lo fue el lunes y lo será hoy, según las previsiones de la Aemet. Las nubes y el orbayu seguirán mandando en los cielos, mientras que el sol continuará desaparecido. Según los registros de la Agencia Estatal de Meteorología, Asturias fue el lunes la comunidad más fresca de España, tras alcanzar una máxima de 21,1 grados en Llanes. Ayer, los termómetros subieron en torno a un grado: 22,2 en Castropol, siendo tan sólo superados por los 21,8 grados del aeropuerto de San Sebastián. La mínima, por su parte, fue de 4,7 en Leitariegos, mientras que el puerto de Pajares no superó en todo el día los 8,9 grados. Estas temperaturas se asemejan a las del norte de Europa. Algunos ejemplos: Oslo (20 grados), Estocolmo (22), Helsinki (21), Dublín (17), Londres (18), Bruselas (21), Amsterdam (21)... Los puntos más cálidos: Roma (36), Atenas (38), Malta (37) y Ankara, en Turquía (36).

Para hoy se espera que el mercurio continúe bajando y no se sobrepasen incluso los 20 grados. Habrá abundante nubosidad de tipo bajo, que dará lugar a lluvias en general débiles y dispersas. Las precipitaciones serán más frecuentes en la Cordillera, aunque tampoco se descartan en otras zonas montañosas del interior. Por la tarde los chubascos tenderá a ir remitiendo en la mitad occidental y finalmente en el resto, a la vez que irá disminuyendo la nubosidad.

El mismo pronóstico se repite para mañana: nubes, orbayu y ocasionalmente chubascos en la primera mitad del día, que serán más probables en el Nordeste. El tiempo mejorará de cara al viernes, ya que se espera poca nubosidad y las temperaturas subirán, y esa tendencia continuará previsiblemente el sábado.

Pese a este "veroño", julio fue un mes muy seco y cálido, sobre todo en el centro de la región, debido a la escasez de lluvias. De hecho, en Oviedo en 31 días sólo cayeron 15 litros por metro cuadrado, cuando lo normal son 44,9. Se trata del segundo menor registro desde 1981, después de julio de 2013, año en el que no se superaron los 10 litros.

Según los últimos datos del Ministerio de Medio Ambiente, los embalses del Principado y de Cantabria se encuentran en la actualidad al 83,9% de su capacidad, después de una semana en la que las reservas disminuyeron hasta los 448 hectómetros cúbicos. El agua embalsada se sitúa por debajo de la que había almacenada hace un año (455), aunque se mantiene por encima de la media de la última década (417). En el conjunto del país, la reserva de agua acumulada pasó del 47,9% al 46,55 con 26.003 hectómetros cúbicos, 823 menos que hace una semana.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine