09 de agosto de 2017
09.08.2017

Javier Fernández ciñe el modelo de Estado del PSOE al que garantice la solidaridad

El Presidente señala que la plurinacionalidad "se aprobó y no hay nada que decir", pero avisa del riesgo de que los territorios compitan entre sí

09.08.2017 | 09:20
Javier Fernández ciñe el modelo de Estado del PSOE al que garantice la solidaridad

El presidente del Principado, Javier Fernández advirtió ayer del riesgo que suponen los modelos territoriales que propicien que "las comunidades autónomas entren en una competición", ya que podrían implicar una carrera fiscal sin importar la situación de otras regiones.

Fernández respaldó ayer el modelo federal que promulga la Federación Socialista Asturiana (FSA), el mismo que ya señaló el PSOE andaluz en su ponencia marco y que desató algunas críticas de la dirección federal en Ferraz: el "federalismo cooperativo". El también secretario general de los socialistas asturianos, en declaraciones realizadas durante su visita a la Feria de Muestras de Gijón, amplió esa definición al del "federalismo solidario", al igual que consta en el documento que recibieron la noche del lunes las agrupaciones municipales asturianas de cara al congreso regional.

"La plurinacionalidad es un marco que se estableció en el Congreso federal y se aprobó allí, y no hay nada que decir: se sabe lo que pienso, que lo respeto y que no lo comparto. Está aprobado, sin más", indicó el presidente autonómico. Pero pasada la página del marco obligado por el Congreso federal (la ponencia marco asturiana elude la palabra 'plurinacionalidad'), Javier Fernández se centró en explicar el que considera es el debate de calado en el modelo de Estado.

"En la ponencia de la FSA se plantea hacia qué tipo de Estado federal queremos avanzar, y es que hay varios tipos con diferencias entre el cooperativo y el dual, y el solidario y el competitivo", señaló.

"En el dual, las competencias entre la federación y los estados federados -que en este caso serían las comunidades autónomas- son absolutamente exclusivas, no son concurrentes ni compartidas", expuso. A su juicio, ese modelo "es muy poco compatible con la complejidad de los estados del bienestar y con la necesidad de que las administraciones se involucren en la gestión de manera compartida". De ahí, abundó, que "prefiramos el federalismo cooperativo al dual".

Pero otra vertiente del modelo territorial está "en los términos socioeconómicos". A este respecto, "hay una idea de federalismo solidario entre territorios y otro que es el competitivo, en el que los territorios integrantes entran en una competición a la baja". "Nosotros preferimos el solidario al competitivo, de ahí esa doble preferencia: cooperativo y no dual; solidario y no competitivo", recalcó el presidente autonómico.

Más allá de las palabras del Presidente se vislumbra el planteamiento que la hasta ahora dirección del PSOE asturiano ha mantenido en la polémica sobre el modelo de Estado que sacude a los socialistas. Y se sustenta en la idea fundamental de que, más allá de nombres cuyo sentido no aparenta estar claro para muchos socialistas, lo verdaderamente relevante del modelo territorial está en cuál ha de ser la relación entre las comunidades autónomas, si establece o no diferencias y si enflaquece hasta el estertor las competencias centrales. "No parece que hablar de plurinacionalidades, con lo que eso implica de conjunto de identidades nacionales, vaya a favorecer la solidaridad, sino que lo lógico es pensar que cada nación persiga sus propios intereses", han señalado a lo largo de estos días fuentes próximas a la actual dirección socialista asturiana.

José María Pérez, portavoz del grupo socialista en el Ayuntamiento de Gijón y aspirante a la secretaría general de la FSA, defiende la compatibilidad entre la resolución vinculante del Congreso Federal, que menciona expresamente la plurinacionalidad del Estado, y la ponencia marco del congreso autonómico de la FSA, que elude el término en favor de un "federalismo solidario y cooperativo". El mandato de plurinacionalidad emanado del congreso se refiere, interpreta Pérez, "al reconocimiento en España de una única nación política y distintas naciones culturales". Eso no se discute en el texto asturiano, donde era obligado defender, sostiene el aspirante, "un modelo de cohesión territorial solidario y cooperativo que preserve la convicción de que un ciudadano de Asturias tiene los mismos derechos y acceso a las mismas oportunidades que cualquiera de otro rincón del territorio".

"Es bueno que quede reflejado", remarca, "que los socialistas asturianos creemos imprescindible garantizar esa solidaridad que no debe establecerse sólo entre territorios, sino sobre todo entre personas".

Fuentes de la candidatura de Adrián Barbón se limitaron a señalar que Barbón efectuará una valoración en los próximos días.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine