09 de agosto de 2017
09.08.2017

La plataforma contra las listas de espera critica el uso de las derivaciones a otros hospitales

09.08.2017 | 01:52

La plataforma "Stop Listas de Espera" denunció ayer la comisión de "abusos administrativos y maniobras de maquillaje" en la gestión de las listas de espera en la sanidad pública asturiana. En particular, el colectivo se centra en los pacientes que no aceptan ser derivados por la Administración a hospitales privados y concertados, los cuales "son postergados sine die al optar por ser intervenida en su centro público correspondiente".

"Reclamamos que se publiquen los tiempos de espera real distinguiendo para cada categoría de lista de espera quirúrgica (estructural, no estructural global, no estructural por rechazo de derivación), para así poder evidenciar el agravio de demora entre quienes rechazan derivación y quienes no reciben llamada", indica un comunicado de la plataforma.

La nota alude a una grabación difundida en las redes sociales, que recoge una conversación entre una paciente y un servicio de derivaciones. La usuaria se interesa por las consecuencias de negarse a ser operada en un hospital distinto del suyo. "Pasa por delante de ti gente que no es operable en otros centros y ya no entras dentro del plazo de seis meses para operarse", le explica la administrativa del Servicio de Salud del Principado (Sespa).

Esta grabación "demuestra el peligro de responder a una llamada del Sespa y rechazar la derivación a un centro privado/concertado", subraya el comunicado. Y añade: "La Consejería y el Sespa, a pesar de las reclamaciones desde los movimientos sociales y desde el Parlamento asturiano, no rectifican sus errores, e insisten en cometer una ilegalidad, pues el orden de la lista de espera sólo debe ser alterado por motivos médicos justificados, independientemente de si la patología es derivable o no".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine