10 de agosto de 2017
10.08.2017

Entre jotas y castañuelas y con mucho humor

"La Xordia" hace alarde de cultura tradicional asturiana y Nel del Solo provoca las risas del público con su monólogo

10.08.2017 | 03:50
A la izquierda, Nel del Solo frente al público durante su monólogo. A la derecha, "La Xordia" posando antes de la actuación.

El folclore asturiano y las carcajadas se apoderaron ayer del stand de LA NUEVA ESPAÑA en la Feria de Muestras en una tarde multitemática en la que el público disfrutó del humor del monologuista Nel del Solo y de la puesta en escena de la Asociación de Baile y Música Tradicional "La Xordia", nombre que recibían las reuniones de vecinos para bailar y pasarlo bien. "Y eso es lo que vamos a hacer", señaló Montserrat Trabanco, una de las integrantes del grupo.

Ocho miembros de esta asociación acudieron por primera vez al escenario de LA NUEVA ESPAÑA en representación de los 25 que, en total, la conforman. Fueron los primeros en actuar, perfectamente ataviados con trajes asturianos del siglo XVIII, con un canto a capela que se ganó la atención del público desde el primer minuto. Jotas, agarraos y muñieras protagonizaron la representación y, con ellas, se hizo un bonito viaje alrededor de la geografía asturiana y sus diferentes bailes y danzas.

Trabanco fue la encargada de narrar el contenido del espectáculo y lo primero que explicó, de forma muy didáctica, fue la procedencia de los trajes de las mujeres, dando un porqué a las prendas que vestían. Ante el peso de dichos trajes y el calor de la tarde de ayer, Trabanco explicó que "las muchachas no tienen vestimentas de verano porque antes no había tantos problemas meteorológicos y las temperaturas de hoy en día no eran tal hace años".

Entre medias del espectáculo y para "dar un respiro" a los bailarines, los músicos del grupo tocaron algunas piezas con la gaita y el tambor, pero "un tambor de los de antes, no los grandes de ahora", indicó Trabanco. La melodía que fluía de estos instrumentos despertó hasta a los más pequeños, que bailaron alrededor del pabellón, intentando imitar lo que veían.

También hubo tiempo de que dos de los miembros del grupo, ganadores por tres veces del Consurso de Muestra y Folclore Ciudad de Oviedo bailaran algunas canciones para el público, que se lo agradeció y aplaudió con fuerza.

Algunos minutos después, lo suficiente para dar un respiro a los asistentes, subió a las tablas el humorista Nel del Solo, que se considera "un juglar de los de antes". Exgeración y humor asturiano es lo que quiso plasmar en su monólogo, sin olvidar la importancia del público dentro de su espectáculo. "Todo depende de ellos, de cómo actúen", comentó Nel del Solo momentos antes de la representación. Y ellos actuaron bien.

La perspicaz ironía del monologista se materializó en las risas de los asistentes, que respondieron muy bien e interactuaron con Nel del Solo en todo momento. Un artista que manifestó "estar muy contento de volver un año más" al stand del periódico, del que es uno de los artistas habituales.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine